Por: Patricia Leitón 25 diciembre, 2013

El déficit financiero del Gobierno Central alcanzó en los primeros 11 meses del año un monto de ¢1,1 billones, lo cual representa un 4,6% de la producción interna del país estimada para este año.

De esta forma, el resultado se acerca al 5% de la producción previsto por el Ministerio de Hacienda para todo el año 2013.

El déficit financiero es la diferencia entre los ingresos totales del Estado y los gastos totales.

Según el informe financiero del Gobierno Central que preparó Hacienda, el déficit primario (exceso del gasto, sin incluir el pago de intereses, sobre los ingresos totales) alcanzó en los primeros 11 meses ¢600.000 millones; un 2,4% de la producción.

Ingreso y gasto. En los primeros 11 meses del año los ingresos tributarios aumentaron 9,1% y los totales un 8,2%; mientras que los gastos sin intereses subieron un 10,4% y los totales un 12,3%.

La recaudación del impuesto sobre ventas está poco dinámica. | ARCHIVO
La recaudación del impuesto sobre ventas está poco dinámica. | ARCHIVO

En un comunicado, el Ministerio de Hacienda explicó que en el incremento en los ingresos tributarios influyó, principalmente, la evolución de los impuestos a los ingresos y utilidades, el único a los combustibles, los impuestos a la propiedad y el impuesto a los productos del tabaco.

Por su parte, los impuestos general sobre las ventas y selectivo de consumo, se mostraron poco dinámicos con tasas interanuales bajas e inclusive negativas, explicado sobre todo por el componente aduanero que conforma estos tributos.

El incremento en los gastos totales es el resultado de un aumento en el pago de intereses y de mayores transferencias corrientes, explicó Hacienda.