Por: Óscar Rodríguez 24 junio, 2015

Una serie de decisiones legales influyeron, en los últimos nueve meses, en las finanzas del Gobierno Central.

Entre las medidas mencionadas por el Ministerio de Hacienda, están las que generaron un aumento en el gasto público y otras que detuvieron la aplicación de nuevas herramientas para recaudar impuestos.

José Francisco Pacheco, viceministro de Egresos de Hacienda, recalcó que son, principalmente, decisiones de la Sala IV las que provocan un incremento del gasto público.

“Hay todo un bagaje legal que obliga a aumentar el gasto público, y el Gobierno debe incrementar cada año el Presupuesto”, detalló Pacheco.

Entre las medidas señaladas, está la suspensión del cobro anticipado de impuestos por Tributación. El tema aún está en análisis por los magistrados. El freno de la nueva potestad del fisco tiene un costo de ¢100.000 millones en tributos sin cobrar, según Hacienda.

La Sala IV también declaró ilegal el impuesto a las sociedades , en enero anterior, que dotaba de nuevos recursos al Ministerio de Seguridad.

Hacienda tenía previsto percibir un ingreso de ¢42.000 millones, para este año, con este tributo que se recaudaba en enero de cada año. Sin embargo, a mayo anterior, tenía el reporte de ¢26.300 millones.

Del lado del gasto, se detuvo la medida que implementó, por primera vez desde 1998 , el tope a las pensiones de lujo con cargo al Presupuesto Nacional. El asunto todavía está en análisis constitucional .

El plan de Hacienda es avanzar durante este año en la aprobación de al menos seis proyectos fiscales, como la implementación del impuesto al valor agregado (IVA), la reforma al tributo de renta, revivir el impuesto a sociedades y frenar el crecimiento de las pensiones financiadas con ingresos fiscales .

“Para el segundo semestre de este año también presentaremos un primer borrador del proyecto para regular el empleo público”, aseguró el viceministro Pacheco.