Por: Óscar Rodríguez 7 enero, 2015

El precio del euro frente al dólar estadounidense bajó el 15% durante los últimos ocho meses.

Descenso continuo
Descenso continuo

La moneda europea cerró ayer en $1,189 en los mercados internacionales, mientras que la cotización más alta, durante el último año, fue de $1,393, el 6 de mayo del 2014.

Entre las principales razones de esta caída, están el rumor acerca de la posible salida de Grecia de la Unión Europea (UE), la eventual deflación en este bloque y la reducción del costo del petróleo, que ayer cayó por debajo de $48 el barril, reseñan las agencias de noticias.

En Costa Rica, la caída del precio del euro tiene entre sus efectos el abaratamiento de las importaciones desde Europa, dijeron economistas consultados por La Nación .

“Un euro debilitado, frente al dólar, favorece a quienes desean realizar importaciones de los países de este bloque europeo”, detalló Alberto Franco, economista de Ecoanálisis.

Sin embargo, el beneficio sería percibido por los consumidores costarricenses una vez que los comercios reduzcan sus inventarios de productos europeos y realicen nuevas compras, dijo Wílliam Porras, economista especializado en mercados de divisas.

“Hay personas comprando euros, para aprovechar el precio bajo, porque esperan que la tendencia (de reducción) se revierta en algún momento en los próximos meses”, aseguró Porras.

El especialista explicó que un euro a menor precio mejora la competitividad de la UE e impulsaría la economía.

“Si hay una sensación de optimismo, el europeo podría aumentar su consumo y favorecer las exportaciones costarricenses, principalmente las agrícolas”, opinó Porras.

El precio del euro ayer fue de los más bajos en nueve años.