70% de egresos del convenio son por sobresueldos, según liquidación de gastos

Por: Óscar Rodríguez 4 marzo

El costo de la convención colectiva de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) creció 6% en el 2016, comparado con el año previo.

Los beneficios amparados en el acuerdo laboral significaron un gasto de ¢19.425 millones el año pasado, mientras que en el 2015 ascendieron a ¢18.339 millones.

Así se detalla en la Liquidación Presupuestaria del 2016 entregada por Recope a la Contraloría General de la República, el pasado 13 de febrero.

El incremento en el gasto de la convención se registró luego de que se renegociara el convenio con los trabajadores, que rige desde julio del 2016 .

Durante las conversaciones, Recope y los trabajadores acordaron reducir el costo de la convención en ¢5.048 millones en tres años. La pretensión original era una rebaja de ¢8.320 millones.

La convención colectiva de Recope incorpora pluses e incentivos salariales para 1.742 empleados de la empresa.

Édgar Gutiérrez, gerente de Administración y Finanzas de Recope, aseguró que el costo de la convención en el 2016 fue menor porque deben excluirse los beneficios que son derechos laborales.

“En el cálculo del costo de la convención colectiva no se deben contabilizar los derechos laborales establecidos en el Código de Trabajo u otros que se aplican a todo el sector público por medio del Estatuto del Servicio Civil, tales como ocho años de cesantía, 12 días de vacaciones, pasos, tiempo extraordinario y suplencias”, afirmó Gutiérrez.

De esta forma, para Recope, el costo real del acuerdo colectivo pasó de ¢18.339 millones en el 2015, a ¢14.525 millones durante el año pasado.

DISTRIBUCIÓN DE LOS BENEFICIOS
DISTRIBUCIÓN DE LOS BENEFICIOS

Distribución. El 70% del gasto amparado en la convención colectiva son sobresueldos salariales, según se detalla en la liquidación de gastos entregada a la Contraloría.

El restante 30% del egreso del acuerdo laboral está compuesto por beneficios como cesantía, subsidio por enfermedad y el aporte al fondo de ahorro de los trabajadores.

Entre los incentivos salariales destacan los pluses de anualidad y el conocido como pasos. El primero otorga hasta un 5% sobre el salario base según los años de servicio.

Pasos es un incentivo del 2% a la base salarial para los empleados provenientes de otra institución pública.

Entre los sobresueldos está el nuevo plus para los 1.340 empleados no profesionales de entre 3% y 5% sobre el salario base del trabajador. Este beneficio, incorporado el año pasado, ascendió a ¢204 millones.

En su total, los ¢19.425 millones del costo de la convención significaron el 18,5% del gasto operativo de Recope en el 2016.

La liquidación presupuestaria de la compañía muestra que los incentivos salariales duplicaron el gasto en sueldos base.

Recope pagó a sus empleados ¢9.076 millones por concepto de sueldo base, mientras que los pluses salariales ascendieron a ¢21.622 millones, reportó la entidad a la Contraloría.

El gasto total en remuneraciones fue de ¢45.781 millones el año pasado y se redujo un 1,2% frente al 2015 cuando fue ¢46.672 millones, según los estados financieros de Recope.