Empleados dieron la recomendación de aprobar estudio que luego se cuestionó

Por: Óscar Rodríguez 22 noviembre, 2014
Recope invirtió $50 millones en el proyecto de modernización de la vieja refinería de Moín, en Limón. La empresa justificó el plan en que permitiría brindarle al país seguridad en el abastecimiento de combustibles. En la imagen el plantel de Ochomogo, en Cartago. | JORGE ARCE
Recope invirtió $50 millones en el proyecto de modernización de la vieja refinería de Moín, en Limón. La empresa justificó el plan en que permitiría brindarle al país seguridad en el abastecimiento de combustibles. En la imagen el plantel de Ochomogo, en Cartago. | JORGE ARCE
cifras

2011

La directiva de Recope aprueba, por unanimidad, estudio de factibilidad del proyecto de la refinería china, presentado por Soresco. El análisis fue clave para continuar con el plan.

2013

La Contraloría frenó el contrato con China para la ampliación de la refinería de Moín porque la empresa que hizo el estudio de factibilidad es subsidiaria de CNPCI y prohibió el uso de tal estudio.

2014

El ente contralor invalidó el estudio financiero de la refinería china; ordenó a Recope abstenerse de utilizarlo y verificar si posee capacidad para hacer la obra.

La División Jurídica de la Contraloría indaga a tres asesores de Recope que recomendaron a la Junta Directiva avalar el estudio de factibilidad de la refinería china.

La Contraloría General de la República indaga a tres asesores que recomendaron a la Junta Directiva de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) aprobar el estudio de factibilidad de la refinería china.

De acuerdo con el ente contralor, la División Jurídica tramita, desde el pasado 15 de octubre, el procedimiento administrativo DJ-34-2014 contra un funcionario de la entidad y dos exempleados.

El criterio técnico de los tres funcionarios sirvió de insumo para que los directivos decidieran si continuaban o no con el plan, apuntó la Contraloría.

Recope aprobó el estudio de factibilidad el 11 de junio del 2011, según consta en el acta 4552-105. Dicho informe fue clave para que la empresa estatal continuara con el proyecto de inversión de $50 millones en la Sociedad Reconstructora Chino Costarricense S. A. (Soresco), creada para gestionar la obra.

La oficina de prensa de Recope informó de que la entidad no se referirá al caso porque hay una investigación en el Ministerio Público sobre el proyecto de modernización de la refinería.

El ente contralor inició la indagación del caso producto de la fiscalización realizada en el proyecto. La institución no informó de a quiénes investiga, ni cuándo estaría la resolución final.

Un procedimiento administrativo busca la verificación de la verdad real de los hechos que sirvieron de motivo, a una entidad pública, para tomar una decisión, según la Ley General de la Administración Pública.

El proyecto para modernizar la vieja refinería de Moín asciende a $1.500 millones. La iniciativa nació en el 2007, luego de un convenio entre Recope y la empresa China National Petroleum Corporation (CNPC).

Posteriormente, en julio de ese mismo año, el Ministerio Público abrió una investigación, para lo cual allanó las oficinas de Recope y Soresco.

Análisis. Los asesores de Recope revisaron el análisis técnico, de impacto social, financiero y de mercado del estudio de factibilidad y en todos estos componentes validaron el documento, detalla el acta de la Junta Directiva.

La Nación contactó a Jorge Villalobos, quien era presidente ejecutivo de Recope cuando se aprobó el informe, pero declinó referirse al tema.

Teófilo de la Torre, quien era vicepresidente de la empresa estatal y ministro de Ambiente, fue quien más dudas mostró sobre los resultados del análisis de factibilidad, según se lee en el acta.

Él consultó a los asesores si era posible reducir el costo de la inversión del plan y sobre la rentabilidad anual estimada por la operación de la nueva refinería.

“Recuerdo que tuve algunas dudas; las expresé; pero al final consideré que el estudio rendía conclusiones aceptables”, dijo ayer De la Torre.

El estudio de factibilidad fue aprobado, de forma unánime, por los seis directivos que estuvieron presentes en la sesión, según consta en la acta 4552-105, de la cual tiene copia La Nación .

Sara Salazar, actual presidente ejecutiva de Recope, y Édgar Gutiérrez, ministro de Ambiente, viajaron esta semana a China a la renegociación del proyecto.