Por: Óscar Rodríguez 27 noviembre, 2013

El Conassif propone en su más reciente iniciativa un nuevo mínimo de inversionistas para que los fondos se mantengan inscritos. | ARCHIVO/JORGE ARCE
El Conassif propone en su más reciente iniciativa un nuevo mínimo de inversionistas para que los fondos se mantengan inscritos. | ARCHIVO/JORGE ARCE

El Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) informó ayer de que propuso variar el mínimo de inversionistas necesarios para la operación de un fondo de inversión en el país.

José Luis Arce, presidente del Conassif, reconoció a La Nación que el cambio, actualmente en consulta, surge tras las observaciones hechas por actores políticos –como Ottón Solís– y el Ministerio de Hacienda.

“Los órganos de regulación... no actuamos en el vacío. Si la reforma fue malinterpretada y, además, eso puede conducir a que otros procesos importantes de política pública –como la discusión sobre la situación fiscal– se dificulten, es nuestra responsabilidad hacer los esfuerzos para aclarar las medidas”, dijo.

El 18 de junio anterior, el Consejo reformó el Reglamento General sobre Sociedades Administradoras y Fondos de Inversión.

Uno de los cambios fue disminuir el mínimo de inversionistas que necesita el fondo para mantenerse inscrito, de 50 o 25 (según tipo de instrumento) a solo dos.

Con la modificación ahora en análisis, se establece la necesidad de 50 inversionistas para crear fondos abiertos o inmobiliarios, 25 para de desarrollo inmobiliario y cinco para fondos de capital de riesgo.

La nueva regulación en análisis permitiría el funcionamiento de dichos instrumentos con un mínimo de 35, 15 y 4 inversionistas, respectivamente.

Arce detalló que con la reforma se evita la liquidación forzosa de un fondo pues se diferencia el momento de su constitución con el de la operación.

Mientras tanto, Carlos Arias, jerarca de la Superintendencia General de Valores (Sugeval), dijo que con la revisión se procura atender las preocupaciones expresadas por el Ministerio de Hacienda respecto a las implicaciones que, eventualmente, podrían presentarse en materia tributaria.

Para Ottón Solís, candidato a diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC), el cambio propuesto eliminaría el “escudo fiscal” de la anterior reforma, la cual critica por el supuesto beneficio que crea pues estos instrumentos tributan un 5% sobre sus ingresos brutos.