Mandos medios de la entidad presentaron propuesta –antes de conocerse el estudio de la UCR–, para mover recursos que ascienden a ¢4,7 billones y pertenecen a 2,4 millones de trabajadores

Por: Óscar Rodríguez 16 enero

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) analiza nacionalizar las pensiones complementarias para fortalecer el régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).

La iniciativa propone trasladar el dinero del régimen obligatorio de pensiones complementarias (ROP) y del Fondo de Capitalización Laboral (FCL) al sistema administrado por la institución autónoma.

En total se trata de ¢4,7 billones –más del doble de la reserva del IVM– que es un ahorro propiedad de 2,4 millones de trabajadores.

La posibilidad de usar el dinero del ROP y el FCL lo planteó la Auditoría Interna de la Caja. También propuso que el aporte obrero-patronal a ambos fondos vaya directo al IVM, el cual estimó en ¢500.000 millones al año.

El pasado 21 de enero, la Auditoría Interna de la CCSS propuso utilizar los recursos de las pensiones complementarias para capitalizar y fortalecer el IVM. También que el aporte obrero-patronal a al sistema complementaria sea para el IVM.
El pasado 21 de enero, la Auditoría Interna de la CCSS propuso utilizar los recursos de las pensiones complementarias para capitalizar y fortalecer el IVM. También que el aporte obrero-patronal a al sistema complementaria sea para el IVM.

Cada mes los empresarios contribuyen en conjunto con el 4,75% del salario del empleado al ROP y al FCL, mientras que el trabajador cotiza 1%.

Además, la Auditoría Interna sugirió eliminar la administración temporal que hace el Banco Popular del ahorro obligatorio de los asalariados, según el oficio 67.994 del 11 de noviembre del 2016, de la que tiene copia La Nación .

El plan se presentó un mes antes de que la Escuela de Matemática de la Universidad de Costa Rica (UCR) entregara el nuevo estudio actuarial, el cual alertó de que la reserva del IVM se agota en el 2030 si no se hacen reformas.

“En caso de que la propuesta (...) se concretara permitiría que no fuera necesario realizar otras reformas al IVM que pudiera afectar la contribución de los trabajadores, patronos y Estado”, señaló José Arturo Hernández, auditor interno de la Caja en la misiva enviada a las gerencias de Pensiones y la Financiera, así como a la Dirección Actuarial.

Luis Guillermo López, director a.i. de la Dirección Actuarial, manifestó “una total aceptación de la importancia de valorar tales opciones”, según el oficio DAE-863-16, del 21 de noviembre del año pasado.

Jaime Barrantes, gerente de Pensiones, confirmó que están analizando a fondo el plan.

“Estamos concentrados en fortalecer el IVM en el contexto (legal) actual. En el seno de la Junta Directiva no hay una posición unánime, sino diferentes pensamientos del tema”, manifestó Barrantes.

La iniciativa de los mandos medios no ha llegado, formalmente, a la Directiva de la Caja.

Actualmente, el régimen del IVM es el principal fondo de pensiones del país en el cual cotizan 1,5 millones de trabajadores, 83.442 patronos y el Estado.

Tiene 225.984 personas retiradas y cuenta con ¢2 billones de reserva.

Recursos del sistema de pensiones
Recursos del sistema de pensiones

Cambio legal. El plan de la Auditoría Interna de la CCSS requiere de una reforma en el Congreso a la Ley de Protección al Trabajador que creó las pensiones complementarias en el 2001 como un complemento al sistema básico de jubilaciones del país.

Según estimaciones de la Superintendencia de Pensiones (Supén), cuando un trabajador se retire el ROP le deparará una renta aproximada mensual del 15% del salario.

El Auditor indicó, en su oficio, que se requeriría de un nuevo aporte del Estado sobre el ahorro de los trabajadores para que puedan ser considerados de la seguridad social.

Por eso, planteó una contribución del 0,1% sobre las futuras contribuciones para hacer el traslado del dinero al IVM.

Hermes Alvarado, presidente de la Asociación Costarricense de Operadoras de Pensiones (ACOP), advirtió de que los trabajadores perderían sus ahorros individuales para la jubilación de aprobarse la propuesta.

“Este dinero es propiedad privada de los afiliados”, dijo.

Juan Carlos Durán, secretario de Seguridad Social de la Rerum Novarum, aseguró que es necesario posicionar la discusión de fortalecer el IVM con recursos de las operadoras complementarias.

Gerente de Pensiones de la CCSS: ‘Analizaremos todas las propuestas que lleguen’

Jaime Barrantes, gerente de Pensiones de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), dijo que estudian la propuesta de pasar los recursos de las pensiones complementarias al régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).

La Auditoría Interna propuso trasladar los ¢4,7 billones de recursos administrados en el régimen obligatorio de pensiones complementarias (ROP) y el Fondo de Capitalización Laboral (FCL) para fortalecer un poco más el IVM.

Barrantes aseguró que la Gerencia no ha planteado a la Junta Directiva de la CCSS que proponga una reforma porque cualquier cambio en el segundo pilar del sistema de pensiones nacional es una decisión del país y no de la institución.

¿La Gerencia de Pensiones evalúa el plan de la Auditoría Interna de trasladar los recursos del ROP y el FCL al IVM?

Conocemos de los planteamientos y los estamos analizando más a fondo.

”Creemos que este es un tema más de país. No está en el marco normativo de la Caja tomar esa decisión sobre el segundo pilar de pensiones.

”Hay otros sectores que proponen el otro extremo. Ahí sí tenemos una posición clara de que no vemos el tema de pasar todo a cuentas individuales como la solución, basta con ver el caso chileno que uno sabe que las cuentas individuales no garantizan la solución de los problemas de pensiones”.

”Estamos concentrados en fortalecer el IVM dentro del contexto que se aprobó como país en el 2000. Si se decide discutir debe ser como país. En el seno de la Junta Directiva no hay una posición unánime, hay diferentes pensamientos acerca de esto (propuesta).

¿Considera válido que dentro de la propia institución haya una propuesta de nacionalizar las pensiones complementarias?

Son propuestas. Al no estar en el marco normativo de la Caja no le corresponde a la Junta tomar una decisión. Es un tema que debe estudiarse en la Asamblea Legislativa.

”Esta es una propuesta más. Vamos a analizar todas las iniciativas que nos lleguen. Desde el sector institucional, patronal y sindical.

¿Es la primera vez que a lo interno de la Caja se plantea el tema?

También en el libro Metamorfosis , de los 75 años de la Caja, el especialista de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), Fabio Durán, lo planteó como una posibilidad.

¿Usted como gerente de Pensiones lo ve viable?

Estoy concentrado en el IVM. Si se lleva a la mesa de negociación se analizarán los pros y los contras. No estoy concentrado en esa propuesta porque es una decisión país.

¿Descarta proponerlo a la Junta para que sea una de las opciones de la mesa de negociación de patronos, trabajadores y el Estado?

La Gerencia no lo está planteando. Podría analizarse y llevar unos números a la Junta de qué significa esta propuesta, en términos de impacto, pero no como un planteamiento sino como cuál sería el resultado de eso para que se discuta.

”Es un tema que aunque se ha propuesto a lo interno y por diferentes sectores debe analizarse en una instancia más amplia que la Gerencia de Pensiones y la Junta Directiva.

Plan impulsa quitarle al Banco Popular dinero de fondeo

La propuesta de la Auditoría Interna de la Caja para llevar más dinero al régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) plantea quitarle al Banco Popular la administración que hace, temporalmente, del ahorro obligatorio de los trabajadores. Esta es una vía de fondeo de la entidad bancaria.

En el oficio 67.994, del 11 de noviembre del 2016, el auditor José Arturo Hernández pide revisar la ley que permite a la entidad bancaria recibir al mes el 1% de los salarios de 2,4 millones de trabajadores.

Durante el año pasado, dicho monto ascendió a ¢93.557 millones, confirmó Maurilio Aguilar, director de Riesgo del Banco Popular.

Durante el 2015 fueron ¢88.159 millones y un año previo llegó a ¢81.799 millones, según la entidad bancaria.

Desconocimiento. El funcionario dijo que desconocen la propuesta que se analiza en la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) como una opción para fortalecer el régimen IVM.

“Ese ahorro (obligatorio) se convierte en un elemento esencial de la naturaleza jurídica del Banco”, dijo Aguilar.

El Popular administra, por un plazo promedio de 18 meses, los recursos que luego son trasladados –incluidos los intereses generados– al ahorro individual de cada trabajador en el régimen obligatorio de pensiones complementarias (ROP).

“En el caso que el Banco no disponga de esos recursos, deberá sustituirlos con captaciones en el mercado, que al ser a un costo mayor, implicaría ajustar las tasas de interés”, aseguró Aguilar.

Además, dijo que bajaría el aporte al ROP, pues se dejarían de percibir los rendimientos generados por la administración que hace el Popular.