28 octubre, 2015

El Banco Central de Costa Rica (BCCR) comprará títulos valores propios en el mercado secundario nacional, con el fin de fortalecer el control de la liquidez en la economía y la eficiencia de la política monetaria.

Esas operaciones las podrá realizar en valores correspondientes a emisiones estandarizadas hasta por ¢150.000 millones, durante un año calendario, según dispuso la Junta Directiva, el pasado 13 de octubre.

El monto máximo de las compras es de ¢150.000 millones | ARCHIVO
El monto máximo de las compras es de ¢150.000 millones | ARCHIVO

La autoridad monetaria participaba en el mercado primario, donde se venden títulos por primera vez, mediante subastas o ventanillas electrónicas. Ahora, también se suma al mercado secundario, donde los títulos se negocian por segunda vez o más.

Los inversionistas en bonos emitidos por el BCCR, obtendrán liquidez con la participación de la entidad en este mercado, dijo Orlando Soto, presidente de Acobo.

Para el emisor, la medida ayudará a mejorar la gestión y el perfil de su deuda, y contribuirá con el fortalecimiento del mecanismo de transmisión de tasas de interés en la economía.

El control adicional sobre las tasas se debe a que con su intervención, el Central revela cuán comprometido está con sus metas de política monetaria, y esto influye en las expectativas del inversionista, dijo Adriana Rodríguez, de Portfolio Advisory Group de Scotiabank.

El saldo en circulación de bonos de estabilización monetaria del BCCR era de ¢2,4 billones al 26 de octubre, según la Superintendencia General de Valores.