Banqueros reclaman por retención del 2% de los pagos que se realizan con tarjeta, medida incluida en proyecto antievasión

Por: Juan Pablo Arias 17 septiembre, 2014

La Asociación Bancaria Costarricense (ABC) presentó este miércoles al Gobierno los avances en los análisis de propuestas sobre cuatro áreas específicas que buscan impulsar el crecimiento del país.

Las áreas de interés son infraestructura, recaudación fiscal, protección al consumidor y estabilización del tipo de cambio.

El trabajo se inició desde mayo pasado y busca entre otras cosas facilitar recursos al Poder Ejecutivo.

Dichas propuestas fueron recibidas con beneplácito por el Poder Ejecutivo.

El presidente Luis Guillermo Solís y sus ministros de Hacienda y Economía, escucharon este jueves las propuestas de la ABC para financiar obras públicas.
El presidente Luis Guillermo Solís y sus ministros de Hacienda y Economía, escucharon este jueves las propuestas de la ABC para financiar obras públicas.

"Me siento satisfecho con los resultados de los grupos de trabajo", indicó Luis Guillermo Solís, presidente de la República.

Áreas prioritarias. El pasado 16 de mayo, la ABC había ofrecido al presidente Solís $500 millones para obras programadas. Los recursos se manejarían mediante la figura de fideicomisos.

Sobre este tema, la ABC recalcó que los recursos siguen disponibles para ser usados por el Ejecutivo y que la figura está sujeta a los principios de la Contratación Administrativa.

La reunión también fue aprovechada por los bancos para firmar su adhesión a la Oficina de Defensa al Consumidor Financiero.

Reclamos. Los banqueros, además de presentar propuestas, aprovecharon la cita con el mandatario para expresar su descontento con la medida que retendría el 2% de los recursos que se pagan con tarjetas de crédito y débito.

"Existen preocupaciones en el sector por las medidas que se apliquen y que promuevan la informalidad y con ello se afecte la recaudación", dijo Gilberto Serrano, presidente de la ABC.

También manifestaron su preocupación sobre la rebaja en la calificación soberana del país.

"Los bancos podrían ver incrementados los costos de los recursos obtenidos en el exterior afectándose a su vez los créditos que han sido otorgados a sus clientes", explicó Serrano.

El martes la firma calificadora de riesgo Moody's, rebajó la nota soberana de Costa Rica de Baa3 a Ba1, con lo cual el país perdió el grado de inversión que ostentaba desde el 2010.

La reunión entre el Ejecutivo y los banqueros se llevó a cabo en las instalaciones de la Asociación Bancaria Costarricense, en Zapote.

Además de Solís, en la reunión participaron los ministros de Hacienda, Helio Fallas, Presidencia, Melvin Jiménez y Economía, Welmer Ramos, así como representantes de los bancos públicos y privados del país.