País sudamericano niega suspensión en los pagos

 31 julio, 2014

Nueva York y Buenos Aires

El Bank of New York (BNY) confirmó este jueves que no efectuará el pago por bonos reestructurados de la deuda argentina en 2005 y 2010 bloqueado por el juez federal Thomas Griesa, situación que provocó que el país cayera en "default selectivo" según Standard & Poors (S&P).

Jorge Capitanich habla durante una conferencia de prensa en Buenos Aires. El Gobierno argentino aseguró que hablar de cese de pagos
Jorge Capitanich habla durante una conferencia de prensa en Buenos Aires. El Gobierno argentino aseguró que hablar de cese de pagos "es una patraña absurda".

"Siguiendo con las órdenes anteriores del tribunal, el fideicomisario (agente de pago) continúa reteniendo los fondos", señaló el banco a los tenedores de esos bonos en una carta con fecha 31 de julio, al día siguiente del último plazo de pago del periodo de gracia.

S&P rebajó la nota de la deuda argentina de CCC- a SD ("Selective default" en inglés) al vencer el miércoles el plazo para un pago de $539 millones de esos títulos, dinero que el gobierno argentino envió a fines de junio al BNY y que Griesa congeló hasta que se cumpla su fallo a favor de fondos especulativos por $1.330 millones.

"Los fondos están pendientes de nuevas órdenes del tribunal. La naturaleza y tiempos de cualquier futura orden del tribunal sobre los fondos aún no son conocidos", agregó BNY, que aún no recibió respuesta oficial del magistrado a una "moción de aclaración" sobre qué hacer con el dinero.

Ante la batalla judicial que puede abrirse por el incumplimiento de pago, Bank of New York afirmó que "no hace recomendaciones o da consejo legal o de inversión" sobre el tema y dice a los tenedores de los títulos que "deben consultar a sus propios profesionales respecto de los bonos canjeados y el litigio".

Niega suspensión. El Gobierno de Buenos Aires aseguró este jueves que hablar de suspensión de pagos "es una patraña absurda".

El jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich, reiteró que el país ha cumplido sus obligaciones financieras con los acreedores de la deuda reestructurada y la responsabilidad de que no hayan recibido el pago recae en el juez estadounidense Thomas Griesa.

Imagen de la Casa Rosada a través de una cerca. El colapso de las negociaciones con los acreedores de Estados Unidos envió a la Argentina en su segunda impago de la deuda en 13 años.
Imagen de la Casa Rosada a través de una cerca. El colapso de las negociaciones con los acreedores de Estados Unidos envió a la Argentina en su segunda impago de la deuda en 13 años.

Griesa es el magistrado estadounidense que falló a favor de los fondos de inversión litigantes, tenedores de deuda en mora desde la suspensión de pagos de 2001.

En una dura conferencia de prensa, el jefe de Ministros argentino acusó a la Justicia estadounidense de estar "cooptada por los fondos buitre" que reclaman el pago de $1.500 millones de deuda impagada desde 2001.

Capitanich acusó al juez de incurrir en "mala praxis" y al gobierno de Estados Unidos de abstenerse de intervenir para remediarlo.

"Decir que Argentina está en default (suspensión de pagos) técnico es una patraña absurda que pretende fulminar el proceso de reestructuración de deuda", subrayó el jefe de Gabinete argentino sobre los procesos de canje de deuda realizados en 2005 y 2010, a los que se adhirieron el 92,4 por ciento de los acreedores.

Tras vencer el plazo de gracia para pagar a estos tenedores de bonos, Capitanich remarcó que se abren múltiples instancias en el plano internacional, como presentarse ante el Tribunal de la Haya o abrir un debate mundial en el seno de Naciones Unidas.

Brasil minimiza hecho. El ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, declaró este jueves que Argentina no ha entrado en una situación de cese de pagos pues "está cancelando su deuda", y afirmó que aún hay margen para negociaciones e impedir llegar a ese límite.

El ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega, afirmó que aún hay margen para negociaciones e impedir llegar al impago..
El ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega, afirmó que aún hay margen para negociaciones e impedir llegar al impago..

"No creo que Argentina esté en un 'default' (cese de pagos), pues está pagando su deuda. Le ha depositado a sus acreedores, le pagó al Club de París, pero enfrenta una situación 'sui generis', que es excepcional, pues quien le impide pagar es un juez estadounidense", declaró Mantega.

Pese al fracaso de las negociaciones con los fondos especulativos que litigaron en tribunales estadounidenses, el ministro brasileño dijo que las discusiones "deberán proseguir" y consideró que "hay otras soluciones, como que bancos privados compren los títulos de los (denominados por Argentina) fondos buitres".

Según Mantega, los propios fondos especulativos deberían aceptar algún tipo de salida, pues "están jugando a todo o nada" y "también para ellos vale la pena una negociación".

El ministro brasileño apuntó que, en su opinión, los mercados financieros mantendrán una actitud de "cautela", por lo que no prevé "consecuencias mayores a corto plazo" para la economía argentina, si bien admitió que en caso de "caracterizarse realmente la cesación de pagos, el impacto pudiera ser mayor".

El Gobierno brasileño respalda desde el primer momento a Argentina en el litigio con los fondos especulativos y la jefa de Estado, Dilma Rousseff, se ha comprometido a denunciar el caso en la próxima Cumbre del G20, que se celebrará en noviembre próximo en Australia.