Por: Patricia Leitón 30 marzo, 2015

El gasto planeado por el Gobierno en incentivos salariales es el que más sube este año entre los presupuestos del sector público, según la Contraloría General de la República.

En su análisis sobre los presupuestos del 2015, el ente contralor explica que en todo el sector descentralizado el presupuesto para incentivos sube 9% este año respecto al plan de gasto del 2014, mientras que en el Gobierno Central (incluye los tres poderes, la Contraloría, la Defensoría y el Tribunal Supremo de Elecciones) crece 16%.

Ante la consulta de por qué la partida crece tanto en el Gobierno Central el ministro de Hacienda, Helio Fallas, respondió que le gustaría estudiar más el tema para ver dónde es que se da el incremento.

“Me gustaría ver dónde es que se está dando eso, yo tengo una idea”, señaló el ministro.

El Gobierno Central es la parte del sector público que arrastra el déficit más grande por exceso de gastos sobre ingresos (un 5,7% de la producción estimada para este año).

Impuestos e incentivos. Para paliar este déficit, el Gobierno propuso nueve proyectos de ley relacionados con gastos e ingresos; sin embargo, no se incluyó el empleo público.

En la Comisión de Asuntos Hacendarios del Congreso se discuten los proyectos de presupuesto del Gobierno. | MELISSA FERNÁNDEZ
En la Comisión de Asuntos Hacendarios del Congreso se discuten los proyectos de presupuesto del Gobierno. | MELISSA FERNÁNDEZ

Esto hace temer a algunos sectores que el dinero que se recaude con los nuevos impuestos no alcance para sanear el déficit.

La Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), por ejemplo, pide que se discutan reformas en ingresos y gastos.

“La Uccaep considera que es de suma importancia que se discuta, junto con las reformas a los impuestos, los temas relacionados con gastos. En ese rubro, la reforma a la ley de empleo público, orientada sobre todo a buscar una mejora en la gestión de recursos dentro del sector, es de vital importancia”, señaló el economista Luis Mesalles, directivo de la Uccaep.

“Si no se hacen los cambios en la estructura de gastos, y en factores que mejoren la gestión de recursos, no hay reforma tributaria que alcance”, añadió Mesalles.

También el diputado Otto Guevara solicitó que, antes de hablar de nuevos impuestos, se discuta y aprueben planes de responsabilidad fiscal y que ataquen los disparadores del gasto, de los cuales uno es el sistema de pluses salariales.

Sobre esta preocupación, el diputado oficialista Ottón Solís comentó que no se puede saber si los colones adicionales que se recauden con los nuevos impuestos son para pagar incentivos o educación, por ejemplo.

“Si uno supiera que el colón de impuestos adicional es el que se va a destinar al abuso, a la anualidad, al incentivo mal otorgado pues claro que yo me opondría a los impuestos, pero así no opera, el dinero es fungible (…); hay colones de esos que son vitales para la seguridad ciudadana o la educación”, señaló.

Ante estas inquietudes, el ministro de Hacienda, Helio Fallas, señaló que espera que con las propuestas que harán en incentivos se frene el crecimiento que muestran.