7 abril, 2016
Edificio de la Reserva Federal en Washington D.C. | ARCHIVO
Edificio de la Reserva Federal en Washington D.C. | ARCHIVO

Washington. AFP La Reserva Federal (FED ) de Estados Unidos se mostró dividida sobre la oportunidad de volver a subir las tasas de interés en su próxima reunión de este mes, pues la situación mundial despierta su aprehensión.

Varios miembros de la FED se mostraron preocupados por el impacto del menor ritmo del crecimiento mundial sobre la economía estadounidense, según la minuta de la reunión de marzo de su Comité de Política Monetaria (FOMC por sus siglas en inglés) divulgada ayer.

Al tiempo que rechazaron aumentar las tasas de interés en esa reunión, también se mostraron reticentes a hacerlo en la que el FOMC sostendrá este mes. Alegaron que un incremento de las tasas daría una señal de urgencia sobre la política monetaria de Estados Unidos, que no consideran apropiada.

La minuta mostró que la mayoría de los 17 miembros del FOMC estaban conformes con el ritmo de crecimiento de la economía de Estados Unidos. Coincidieron en que seguirá creciendo moderadamente a mediano plazo, con apenas un “gradual” endurecimiento de las condiciones monetarias.

No obstante, según el documento, varios advirtieron de que las condiciones económicas y financieras mundiales implican aún riesgos para la actividad y el mercado laboral de EE. UU.

Algunos aludieron a la volatilidad de los mercados registrada a comienzos de este año y sostuvieron que las causas de esa agitación aún no se disipan.