Deterioro ocurre por costos internos, impacto del clima y caída en las ventas

Por: Óscar Rodríguez 12 noviembre, 2014
El sector agropecuario redujo las tasas de aumento de su producción en la segunda mitad del año, según el índice mensual de actividad económica publicado ayer por el Banco Central. Jafet Guillén laboraba, a final del año pasado, cultivando papa en Tierra Blanca de Cartago. | RAFAEL MURILLO
El sector agropecuario redujo las tasas de aumento de su producción en la segunda mitad del año, según el índice mensual de actividad económica publicado ayer por el Banco Central. Jafet Guillén laboraba, a final del año pasado, cultivando papa en Tierra Blanca de Cartago. | RAFAEL MURILLO
Indicadores, agro, manufactura y comercio.
Indicadores, agro, manufactura y comercio.

El sector agropecuario reportó una disminución en el auge de su producción a partir de junio anterior, según el índice mensual de la actividad económica (IMAE), publicado ayer por el Banco Central.

Los datos del ente emisor detallan que el agro pasó de tener una tasa de crecimiento del 6,25% en mayo pasado a 3,20% en setiembre. El sector agropecuario está conformado por la agricultura, ganadería y la pesca.

Las principales razones de la baja son el impacto climático, las reducción en las exportaciones de algunos bienes y el aumento de costos internos, afirmaron dirigentes del consultados por La Nación .

“El segundo semestre ha sido un periodo de menor producción porque en algunos lugares del país hay falta de agua y en otros, por el contrario, exceso”, enfatizó Juan Rafael Lizano, presidente de la Cámara Nacional de Agricultura.

Del lado de las ventas al exterior, los productos que tuvieron una baja fueron el banano, la piña y el melón. Dichos bienes tuvieron una incremento en las ventas en los primeros dos trimestres del año, pero se redujo en el tercer trimestre, según la Promotora de Comercio Exterior.

“En el primer semestre del año hubo un dinamismo e n las exportaciones de piña, melón y banano. Ya para la segunda mitad del año, en parte por tema de temporada, bajaron e influye en el agro en general”, aseguró Roxana Morales, economista del Observatorio de la Coyuntura Económica de la Universidad Nacional.

Para Guido Vargas, de la Unión de Pequeños y Medianos Agricultores Nacionales, el costo del combustible y de los insumos tiene un fuerte peso en la producción agropecuaria.

A nivel general, el IMAE cumplió el quinto mes consecutivo de desaceleración y creció en 2,98% en setiembre pasado, frente al mismo mes del 2013.

Otros sectores. La manufactura fue otro de los componentes del IMAE que mantuvo la tendencia de disminución en la producción. Dicho sector aún está influido por el efecto de la salida de Intel y la contracción en las exportaciones de microprocesadores.

“La baja también es reflejo de la desaceleración de la actividad industrial del régimen definitivo, en el que está pesando el debilitamiento de la demanda interna”, explicó Enrique Egloff, presidente de la Cámara de Industrias.

Para Alberto Franco, economista de Ecoanálisis, el efecto Intel continuará continuará hasta finales del próximo año.

Por otra parte, la actividad hotelera y el comercio tuvieron una leve baja, hasta setiembre anterior, en las tasas similares de crecimiento reportadas desde el comienzo de año.