Economía

Regulador plantea estudios actuariales más blandos a los que hoy en día realiza la CCSS

Supén propone menos reglas para evaluar la salud del IVM

Actualizado el 19 de mayo de 2016 a las 12:00 am

Superintendencia deja en manos de la Caja dictar nivel mínimo de solvencia

Cambios se hacen con base en normas internacionales, dice superintendente

Economía

Supén propone menos reglas para evaluar la salud del IVM

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El régimen del IVM cerró en el 2015 con un total de 216.793 jubilados en su mayoría por vejez. La pensión promedio es de ¢269.000. El fondo se financia, principalmente, con la cotización de 1,4 millones de trabajadores, 82.000 patronos y el Estado. Otto Guillén y Eugenia Guillén en el asilo Santiago Crespo. (Foto para fines ilustrativos. | MARIO ROJAS/ARCHIVO

La Superintendencia de Pensiones (Supén) propone reglas menos estrictas para evaluar la salud del régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).

La entidad plantea, en el Reglamento Actuarial para los Regímenes de Pensiones , estudios actuariales más blandos, incluso con parámetros menores a los que hoy usa la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), administradora del IVM.

Un estudio actuarial permite conocer el crecimiento y costo futuro del pago de jubilaciones.

Tales análisis son vitales para darle sostenibilidad a los fondos de pensiones.

En la propuesta, Supén recomienda hacer solo estudios con un escenario base, que es el más cercano a la realidad (el más probable). Pero no incluye las proyecciones pesimistas y optimistas, que hoy sí hace la Caja.

Además deja a la Caja determinar el nivel mínimo de solvencia para pagar pensiones del fondo.

El reglamento hecho por la Superintendencia fue aprobado por el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero en abril anterior y actualmente está en consulta. Los cambios propuestos al IVM son de acatamiento voluntario para la Caja.

Defensa. Álvaro Ramos, jerarca de la Supén, aseguró que las modificaciones planteadas en la nueva reglamentación se hicieron con base en normas internacionales. “Ese reglamento establece solo un mínimo de reglas. Mi intención fue acomodarme a los estándares internacionales”, expresó.

Para el economista Pablo Sauma, quien fue miembro de la Junta de Notables de la Caja, los escenarios en los estudios actuariales son un tema muy relevante.

“En cualquier análisis siempre hay que considerar el peor y mejor escenarios porque permiten encender las luces de alerta”, aseguró Sauma.

Jaime Barrantes, gerente de Pensiones de la CCSS, dijo que estudiarán a fondo la iniciativa. “Recordemos que la Caja es autónoma y puede acoger o no la propuesta”, dijo Barrantes.

Los cambios impulsados por Supén llegan luego de que la CCSS rechazara, en setiembre anterior, el estudio independiente contratado al actuario Eduardo Melinsky, que alertó del riesgo de agotar las reservas del IVM a partir de 2023.

Otros cambios. La norma preparada por Supén establece que los estudios al IVM solo deben hacerse con la metodología denominada proyecciones demográficas y financieras, tal como pide la Caja. Este método proyecta los ingresos, gastos, cantidad de beneficiarios y de la reserva a 75 años.

PUBLICIDAD

Además, excluye el estudio conocido como balances actuariales, análisis que pidió la Superintendencia en el informe contratado a Melinsky. En este se analizan los flujos futuros de ingresos y gastos y determina el déficit acumulado de un fondo de pensiones a valor presente.

  • Comparta este artículo
Economía

Supén propone menos reglas para evaluar la salud del IVM

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Óscar Rodríguez A.

oscar.rodriguez@nacion.com

Periodista de Economía

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur.

Ver comentarios
Regresar a la nota