Economía

Atenas cabildea por ayuda francesa y germana

Grecia busca apoyos para renegociar su deuda

Actualizado el 02 de febrero de 2015 a las 12:00 am

País helénico adeuda a acreedores europeos 300.000 millones de euros

Economía

Grecia busca apoyos para renegociar su deuda

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, dijo ayer que deben romper la dependencia del crédito. Al fondo aparece su homólogo francés, Michel Sapin, durante una comparecencia ante la prensa en París. | EFE

París. EFE y AFP El nuevo gobierno griego inició ayer en París una gira europea para conseguir apoyos en su cruzada a fin de aliviar el peso de su deuda, con un discurso más comedido para tranquilizar a sus acreedores.

Desde la victoria electoral del partido Syriza hace una semana, el nuevo ejecutivo de izquierdas de Alexis Tsipras tiene a sus socios europeos en vilo sobre la cuestión del pago de la deuda griega, superior a los 300.000 millones de euros; esto es, más del 170 % de su producto interno bruto (PIB).

Tras unos primeros intercambios tensos, Atenas moderó su mensaje.

El ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, mostró un ánimo conciliador en la capital francesa y, sin entrar en detalles, justificó una renegociación de la deuda de su país con el argumento de que Grecia debe romper con la dependencia que tiene con los créditos exteriores, que han sido un fracaso.

“Hemos sido elegidos para terminar con esa adicción” , señaló Varufakis en una conferencia de prensa junto a su homólogo francés, Michel Sapin, con el que estuvo reunido casi dos horas.

El titular griego reiteró su negativa a tratar con la troika, a la que calificó de grupo de tecnócratas, pero aseguró que está dispuesto a negociar con cada una de las instituciones que la componen, el Banco Central Europeo (BCE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Europea.

De hecho, anunció que en los próximos días va a mantener contactos con todas ellas, y también visitará algunas de las capitales europeas, entre las que citó Berlín, Madrid y Helsinki.

Insistió en el mensaje de que su país ha vivido en los últimos años como un toxicómano que solo espera su próxima dosis, en este caso el próximo paquete de ayuda internacional que se ha ido a un pozo sin fondo, y por eso quiere prescindir de nuevos préstamos mientras no se pongan en marcha las reformas que eviten que esa situación continúe.

Por eso dijo que lo que pretende es un nuevo contrato con Europa porque el actual les cuesta demasiado caro también a los otros socios europeos.

Sin entrar en detalles, comentó que se trataría de que los reembolsos de la deuda estuvieran vinculados al crecimiento de la economía griega.

Sapin, por su parte, se esforzó en señalar que Grecia está en el euro y seguirá en el euro, y, aunque descartó una nueva quita de la deuda, restó importancia a la cuestión porque es un tema entre otros.

Pese a que afirmó que Francia actuará de facilitador y de mediador entre Grecia y los otros socios europeos, Sapin igualmente reafirmó que el nuevo contrato que se va a buscar se hará con respeto de las reglas de Europa, que son indispensables.

  • Comparta este artículo
Economía

Grecia busca apoyos para renegociar su deuda

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota