Economía

Congreso argentino vota reabrir canje de la deuda para bonistas que rechazaron reestructuraciones

Actualizado el 11 de septiembre de 2013 a las 08:38 am

Un tribunal de Nueva York dictaminó en agosto pagar en efectivo el 100% de una deuda de $1.470 millones a los fondos NML Capital y Aurelius

Economía

Congreso argentino vota reabrir canje de la deuda para bonistas que rechazaron reestructuraciones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Buenos Aires

Los diputados de Argentina votan el miércoles, con apoyo oficialista y opositor, la ley de reapertura del canje de deuda para un 7% de bonistas que rechazaron otras reestructuraciones y litigan contra el país en la justicia.

La presidenta Cristina Kirchner dispuso dar otra oportunidad a los tenedores de bonos en 'default' que rehusaron adherir a los canjes de 2005 y 2010.
ampliar
La presidenta Cristina Kirchner dispuso dar otra oportunidad a los tenedores de bonos en 'default' que rehusaron adherir a los canjes de 2005 y 2010.
La reactivación del canje ya tiene luz verde del Senado y apunta a ofrecer "los mismos términos y condiciones que en 2010", dijo el martes el ministro de Economía, Hernán Lorenzino.

Un tribunal de Nueva York dictaminó en agosto pagar en efectivo el 100% de una deuda de $1.470 millones a los fondos NML Capital y Aurelius, que Argentina denomina "buitres" por haber comprado los títulos a precio vil después del 'default' de 2001.

El 93% restante se plegó a las operaciones de 'swap' (canje), con 67% de quita de capital en promedio, pero se benefició con suculentos dividendos por cupones atados al alza de la economía a un promedio del 8% anual hasta 2011.

La Unión Cívica Radical (UCR, socialdemócrata, primera oposición) "no se va a negar a darle al gobierno las herramientas que necesita", dijo la legisladora del bloque Laura Montero.

Los tenedores de bonos reestructurados que se nuclearon en la entidad EBG (Exchange Bondholders Group) se han presentado en la Corte neoyorquina para pedir que no se aplique el fallo debido a que incluye una sanción contra el banco de Nueva York que paga los intereses.

El fallo por ahora está en suspenso y además fue apelado ante el mismo tribunal y la Corte Suprema de EEUU, pero si los querellantes triunfan, Argentina corre el peligro temporario de tener que modificar su sede de pago.

A raíz de esta controversia la calificadora de riesgo Standard & Poor's acaba de recortar la nota de la deuda soberana argentina de B- a CCC+.

"Estamos rebajando nuestra nota de Argentina por los crecientes riesgos sobre el servicio de la deuda, originados en una demanda (judicial) sobre la deuda que aún mantiene en 'default'", señaló el martes S&P.

Argentina sostiene que ningún acreedor debe cobrar una deuda al 100% en efectivo porque se afecta el derecho igualitario, so pena de ser blanco el país de un aluvión de juicios de los bonistas que aceptaron canjes.

PUBLICIDAD

El grupo EGB planteó ante el tribunal que si la justicia confirma el fallo deberán reclamar en un solo pago unos $65.000 millones, casi el doble de las reservas monetarias del Banco Central (autoridad monetaria).

Argentina planteó la semana pasada ante el Grupo de los 20 en San Petersburgo que pagar a los fondos litigantes con privilegios respecto del resto de los acreedores atenta contra los procesos de normalización de las deudas de países en quiebra.

"El fallo de la corte de Nueva York creó incertidumbre en los mercados", dijo Lorenzino el martes en la cámara de diputados.

El origen del conflicto es la moratoria declarada por un efímero gobierno de una semana en 2001, por $81.800 millones.

Pero desde 2005, Argentina abonó $173.000 millones de su deuda, según la presidenta argentina Cristina Fernández Kirchner.

"Argentina es un pagador serial. Reafirmamos nuestra total voluntad de pago", dijo Kirchner en un reciente discurso por la cadena nacional de radio y TV.

La deuda argentina asciende actualmente a $197.000 millones, un 44% del producto interno bruto, pero la mayoría de los compromisos están contraídos con organismos del Estado y el Banco Central.

NML es una firma con sede en "guaridas fiscales", como las acaba de calificar el G20 al modificar el antiguo término de "paraísos fiscales", reveló Kirchner al terminar la cumbre.

  • Comparta este artículo
Economía

Congreso argentino vota reabrir canje de la deuda para bonistas que rechazaron reestructuraciones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota