Alza irá de ¢600 a ¢1.050 para los salarios que sean mayores a ¢787.000

Por: Patricia Leitón 19 septiembre, 2015
Profesionales del San Juan de Dios en recorrido para ver avances del Plan Maestro de remodelaciones y servicios en junio de este año. Los trabajadores que tengan salarios superiores mensuales superiores a los ¢787.000 al mes pagarán renta. Los que ganen menos no están exentos. | RAFAEL PACHECO/ARCHIVO
Profesionales del San Juan de Dios en recorrido para ver avances del Plan Maestro de remodelaciones y servicios en junio de este año. Los trabajadores que tengan salarios superiores mensuales superiores a los ¢787.000 al mes pagarán renta. Los que ganen menos no están exentos. | RAFAEL PACHECO/ARCHIVO

A partir del próximo 1.° de octubre, unos 245.000 trabajadores que ganan más de ¢787.000 al mes como salario bruto pasarán a pagar más por impuesto sobre la renta.

Esto debido a que el Ministerio de Hacienda bajó los montos sobre los cuales se debe pagar el tributo debido a que disminuyó el índice de precios al consumidor (IPC).

Hasta ahora, todos los años la cartera de Hacienda realizaba un ajuste al alza en los tramos porque el indicador de precios subía y los asalariados pasaban a pagar menos.

No obstante, este año, como el índice de precios acumulado en los últimos 12 meses que terminaron en agosto bajó 0,74%, el Ministerio redujo los montos sobre los cuales se cancela el tributo.

Los tramos actuales son: las personas con salarios menores que ¢793.000 no pagan el tributo; sobre el exceso de este monto y hasta ¢1.190.000 pagan un 10%, y sumas por encima de ¢1.190.000 cancelan un 15%.

Los tramos que regirán a partir del 1.° de octubre son: hasta ¢787.000 no pagan, sobre el exceso de este monto y hasta ¢1.181.000 cancelan un 10% y sobre el exceso un 15%.

Por ejemplo, una persona que gana ¢1.000.000 al mes no pagará sobre los primeros ¢787.000. Sobre el exceso de ¢787.000 y hasta ¢1.000.000; es decir, sobre ¢213.000 cancelará un 10% (¢21.300).

Según una estimación realizada por este diario, con base en la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos del 2013, serán unos 3.462 trabajadores los que no pagaban y ahora lo harán.

Estos se suman a los 241.900 que ya cancelan el impuesto. En total, serán unos 245.452 los que pagarán.

Luis Javier Porras, vocero del Colegio de Contadores Públicos de Costa Rica, consideró que el ajuste es legalmente correcto.

“El Colegio considera que el ajuste está conforme a derecho, tal como lo establece la legislación”, señaló ante una consulta de este diario.

‘No es mucho’: El viceministro de Hacienda, encargado de Ingresos, Fernando Rodríguez, señaló que el aumento acordado en realidad es poco.

“No es mucho y, evidentemente, tampoco va a ser mucho más la recaudación”, señaló el jerarca.

Rodríguez agregó que en años anteriores lo recaudado por el tributo de renta bajaba en octubre y se volvía a recuperar en enero, cuando regía el aumento salarial; no obstante, este año no va a caer en el mes de octubre y en enero dependerá del ajuste que se haga en los salarios.

Los tramos del impuesto sobre la renta para las personas físicas con actividades lucrativas, como los profesionales liberales, también van a bajar; sin embargo, estos tienen la posibilidad de ajustar sus ingresos y sus gastos.

Rodríguez explicó que, según un estudio realizado, la mayoría de personas de este grupo ubica sus ganancias muy cerca, pero por debajo de las rentas mínimas sujetas al tributo, y es de esperar que si baja ese mínimo más paguen, pues si no pasara así sospecharían de que algunos podrían estar inflando sus gastos.

Sindicatos molestos. Los sindicatos de trabajadores mostraron su molestia por el ajuste.

“En Undeca creemos que es una nueva agresión a las familias costarricenses que, además de recibir paupérrimos ajustes salariales, ahora les tocan el salario como si fuera una ganancia comercial”, opinó Luis Chavarría, secretario general de la Unión de Empleados de la Caja y la Seguridad Social.

“Quienes aportan desde esta perspectiva tienen casi nulas posibilidades de que se les apliquen créditos (deducciones) al impuesto de la renta, situación que es muy diferente cuando se trata del impuesto sobre la renta de las empresas, que sí pueden recurrir a múltiples opciones”, dijo Carlos Cabezas, secretario general de la Central de Trabajadores. Alejandro Fernández

Etiquetado como: