Por: Óscar Rodríguez 31 julio, 2013

Naranjo dijo que la directriz no tiene razón de ser porque la inflación está controlada y los capitales externos no son una amenaza. | ARCHIVO/JORGE ARCE
Naranjo dijo que la directriz no tiene razón de ser porque la inflación está controlada y los capitales externos no son una amenaza. | ARCHIVO/JORGE ARCE

Fernando Naranjo, gerente general del Banco Nacional, reconoció que la entidad ya excedió su límite de crecimiento del crédito establecido por el Banco Central en enero anterior.

El jerarca hizo la confesión ayer en un videochat organizado por el semanario El Financiero (EF) y La Nación. El tema de discusión fue si la restricción al aumento de los préstamos es la razón del escaso dinamismo de la economía.

Naranjo respondió por casi una hora diversas consultas de los cibernautas. Asimismo, dio su previsión de lo que podría anunciar hoy el Banco Central con la Revisión del Programa Macroeconómico 2013-2014.

“Si se elimina la directriz, las perspectivas de la economía podrían mejorar y el crédito tener mayor dinamismo durante el segundo semestre”, enfatizó.

Fernando Naranjo: “Soy franco. Nosotros ya excedimos el límite. El banco, como entidad estatal tiene una responsabilidad que no puede eludir. Cómo si tenemos dinero no vamos a prestar”

¿Y si no se quita? Naranjo estimó que la decisión del ente emisor no es la razón principal del menor crecimiento. Sin embargo, consideró que tiene un peso en la posposición de las decisiones de inversión de los empresarios y las familias.

Si el Banco Central mantiene la medida –pese a la oposición de la banca, el sector productivo y el propio Gobierno–, el resultado sería que la banca cumpliría a medias la medida, adelantó.

“Soy franco. Nosotros ya excedimos el límite. El banco, como entidad estatal, tiene una responsabilidad que no puede eludir. Cómo si tenemos dinero, no vamos a prestar”, recalcó.

Para Mario Rivera, gerente general del Banco de Costa Rica (BCR), si la directriz sigue se suspendería la concesión de crédito, o los bancos prestarían solo el dinero que recuperan.

“La situación del país ha cambiado. La entrada de capitales desde el extranjero no es tan fuerte y la inflación está controlada, con lo cual no habría razones para que la medida siga presente”, precisó.

También, el plan de detener la dolarización d el crédito, otro de los objetivos de la directriz, podría regularse a través de la nueva normativa de supervisión macroprudencial de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), enfatizó Rivera.

Estas nuevas reglas harían más riguroso prestar divisas a los no generadores de dólares. La nueva normativa estaría aprobada en los primeros 15 días de agosto, según reconoció a La Nación José Luis Arce, presidente del Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif).