Aseguran que exoneraciones tributarias incitan a esa práctica

 24 junio, 2013

Tegucigalpa. ACAN-EFE. Centroamérica se ha convertido en un paraíso fiscal por las exoneraciones tributarias que gozan varios sectores, alertaron el viernes expertos de una red regional, quienes abogaron por eliminar o reducir esos incentivos con el fin de disminuir la desigualdad en la zona.

En Costa Rica
La situación fomenta las desigualdades

Los gobiernos centroamericanos “están pensando en cómo seguir siendo paraísos fiscales, que no ayudan en nada a reducir las desigualdades”, dijo en rueda de prensa el director del Foro Social de Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh) , el economista Mauricio Bourdet, miembro de la Red Centroamericana de Justicia Fiscal (RCJF) .

 El ingreso de capitales especulativos es estimulado por políticas que se dan en paraísos fiscales. | ARCHIVO
El ingreso de capitales especulativos es estimulado por políticas que se dan en paraísos fiscales. | ARCHIVO

Las exoneraciones de impuestos y otros incentivos fiscales en Honduras equivalen al 6% del producto interno bruto (PIB); en República Dominicana al 5,3%; en Guatemala al 4,3 % y en Costa Rica están entre el 3% y 4%, según cifras de la RCJF.

Esta red de no facilitó los datos sobre la situación en Nicaragua y El Salvador.

“Centroamérica se ha convertido en una fábrica de exoneración fiscal, y ese no es el camino que nos lleva a tener sostenibilidad” , dijo Bourdet, quien además instó a la región a “no seguir otorgando exoneraciones”.

El Fosdeh, fundado en 1995, es una agrupación de organizaciones no gubernamentales e instituciones, como el Arzobispado de Tegucigalpa y el Colegio Hondureño de Economistas. Su presidente honorario es el cardenal hondureño, Óscar Andrés Rodríguez.

Bourdet, junto a miembros de diez organizaciones no gubernamentales de Centroamérica y República Dominicana, presentaron en Tegucigalpa la RCJF, en la que no participa ninguna ONG de Panamá.

Por su parte, el representante del Centro Bonó de República Dominicana, regentado por la comunidad de los Jesuitas, Manuel Roble, dijo que los incentivos fiscales no contribuyen a reducir los “altos niveles de desigualdad y de exclusión social”.

“Los altos incentivos van en detrimento de la capacidad que tienen los gobiernos para invertir recursos en el sector educación, salud e infraestructura ”, dijo Roble a la agencia Acan-Efe.

Agregó que si los gobiernos no reducen o eliminan las exoneraciones fiscales se prevé “ un aumento de la desigualdad, la pobreza y la exclusión social”.