Economía

Vida en la empresa

En busca de un cimiento

Actualizado el 28 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Economía

En busca de un cimiento

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Álvaro Cedeño, economista.
ampliar
Álvaro Cedeño, economista.

Descartes sigue el camino de la duda. Busca un cimiento, un punto de partida indiscutible en el cual basar su conocimiento. ¿Cuál será una verdad incuestionable? Y elige como tal su afirmación de que como piensa, puede afirmar que existe.

Kant busca una norma moral que pueda ser el fundamento de toda moral. ¿Cuál regla se podría recomendar a todo el mundo? Y formula el imperativo categórico: vive de manera que puedas desear que tu comportamiento se convierta en ley universal.

El vivir cobra otra dimensión cuando se encuentra el sentido de la vida.

¿Qué es aquello por lo que vivimos y por lo que vale la pena morir? ¿Si lográramos qué, estaría justificada nuestra existencia? ¿Posesiones, conocimiento, relaciones, poder?

Todo esto tropieza con la expresión del Rey Salomón, “vanidad de vanidades, todo es vanidad”. O de Fray Luis de León “Qué descansada vida la del que huye el mundanal ruido y sigue la escondida, senda por donde han ido, los pocos sabios que en el mundo han sido”.

Maslow habla de autorealización: llegar a ser lo que cada uno puede ser. Lo que has de ser, eso seas. No hay piedras ansiosas. Ni piedras culpables. Son lo que son. Y son todo lo que podrían ser.

Un drama del ser humano es que con alguna certeza sabe lo que es. Pero en alguna parte de su ser sabe que podría aspirar a ser más plenamente. Y eso lo perturba.

Los objetivos de cualquier persona son múltiples. Desde espirituales hasta corporales. Nos vamos enfocando en unos y otros, pero como expectativa vital, lo que tenemos es un mapa de objetivos. Tal vez la búsqueda del sentido de la vida se oscurezca porque buscamos un sentido. Queremos algún poder, algunas relaciones, algunas posesiones, algún conocimiento, hacer alguna contribución. Tal vez el sentido consista en armonizar todas esas dimensiones, lo cual implica saber ponerle límite a la búsqueda de algunas, y ponerle energía a la búsqueda de la armonización de todas.

  • Comparta este artículo
Economía

En busca de un cimiento

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota