Economía

Ana Pastor, jerarca de Fomento

Ministra española acude a Panamá como mediadora del conflicto por obras de ampliación del Canal

Actualizado el 06 de enero de 2014 a las 08:14 am

Funcionaria se reunirá hoy por separado con el mandatario Ricardo Martinelli, con directivos de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y del Grupo Unidos por el Canal (GUPC), cuyo socio mayoritario es la constructora española Sacyr

Economía

Ministra española acude a Panamá como mediadora del conflicto por obras de ampliación del Canal

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ciudad de Panamá (AFP).

Panamá busca este lunes una salida negociada a la crisis que amenaza con paralizar la ampliación del Canal debido a los multimillonarios sobrecostos que reclama el consorcio encargado de las obras.

El Gobierno de ese país buscará resolver la crisis a través de la mediación de la ministra española de Fomento, Ana Pastor.

La funcionaria se reunirá hoy por separado con el mandatario Ricardo Martinelli, con directivos de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y del Grupo Unidos por el Canal (GUPC), cuyo socio mayoritario es la constructora española Sacyr pero también está integrado por la firma italiana Impreglio, la belga Jan de Nul y la panameña Constructora Urbana.

La meta de Pastor es mediar en el conflicto desatado entre Panamá y el consorcio constructor GUPC cuando la semana pasada amenazó con detener las ya atrasadas obras si no se les paga $1.600 millones por costos no previstos.

La ampliación del Canal de Panamá, por el que transita el 5% del comercio mundial, es para adecuarlo para el pasaje de cargueros capaces de transportar hasta 12.000 contenedores.

Actualmente la vía de 80 kilómetros admite como máximo buques con hasta 5.000 contenedores.

La firma encargada del diseño y construcción de las nuevas esclusas, que constituyen la columna vertebral de la ampliación del canal, amenaza con paralizar las obras.
ampliar
La firma encargada del diseño y construcción de las nuevas esclusas, que constituyen la columna vertebral de la ampliación del canal, amenaza con paralizar las obras. (AFP/Rodrigo Arangua)

El canal fue inaugurado en 1914 por Estados Unidos y pasó a manos panameñas el 31 de diciembre de 1999. Las obras de ampliación llevan un avance del 70%. Inicialmente debería terminar este año pero luego la meta se trasladó al 2015.

"Todos los panameños, incluido el gobierno, tienen un rol en todo esto y la preocupación del presidente es que siga la obra. Esta es una obra internacional, para el mundo", afirmó el domingo el administrador del Canal, Jorge Quijano.

La semana pasada, el presidente Martinelli llamó a los gobiernos de España e Italia a asumir la "responsabilidad moral" del caso, "porque no puede ser que una empresa meta una cantidad enorme de sobrecostos en una ampliación que es una obra de la humanidad".

El coordinador de la directiva del consorcio, Paolo Moder, afirmó el sábado que "la obra se suspenderá" si cumplido el plazo de 21 días no se llega a un acuerdo con la ACP. Empero aclaró, sin mayor comentario, que "esto no quiere decir que no se terminará la construcción" del tercer juego de esclusas

PUBLICIDAD

Los trabajos, que cuestan $5.200 millones comenzaron en el 2009.

El jefe de proyecto de la construcción del tercer juego de esclusas en el sector Atlántico, José Peláez, afirmó el sábado que problemas geológicos fueron una de las causas del encarecimiento de las obras.

La administración del Canal afirmó el domingo que los argumentos con los que el consorcio amenaza con suspender las obras carecen de sustento legal y que recurrirá a las acciones necesarias para asegurar que se completen.

  • Comparta este artículo
Economía

Ministra española acude a Panamá como mediadora del conflicto por obras de ampliación del Canal

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota