Economía

Familia que se dice dueña del registro reclama a negocios $15 millones

Demanda por uso de marca chifrijo aviva discusión legal

Actualizado el 17 de octubre de 2014 a las 12:00 am

Especialistas estiman que esa palabra es genérica y no se puede proteger

Economía

Demanda por uso de marca chifrijo aviva discusión legal

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Una demanda millonaria interpuesta por una familia de apellido Cordero, de Tibás, contra el supuesto uso indebido de la marca Chifrijo en 49 negocios, reactivó la discusión legal acerca del tema de la propiedad intelectual.

La parte demandante reclama una indemnización de $15 millones por la práctica comercial.

Según el Departamento de Prensa y Relaciones Públicas del Poder Judicial, la gestión llegó al Juzgado Civil de Cartago, en la tarde ayer. Por lo tanto, no se le había asignado un número de expediente ni se había revisado la documentación, como dicta el proceso.

En este caso, la familia Cordero aduce que desde febrero del 2002 inscribió una marca en el Registro de la Propiedad Industrial, lo cual le brinda una presunta exclusividad en el uso comercial.

El Registro Público comunicó ayer que, efectivamente, se presentó una solicitud para inscribir la marca Chifrijo Cordero’s, el 14 de febrero del 2002. El signo fue efectivamente registrado en octubre de ese mismo año.

En la comunicación enviada por medio de su oficina de prensa, el Registro aclaró que “cuando los signos contienen nombre de uso común o necesarios en el comercio, la protección no se extiende a estos elementos”.

Este registro de marca fue renovado en el 2012 y, con ello, se extiende hasta el 2022. Las inscripciones de marca se mantienen en vigencia durante 10 años, dice la ley.

El restaurante de la familia Cordero, donde se dice que se originó el chifrijo, se encuentra en Tibás.  |  RAFAEL MURILLO
ampliar
El restaurante de la familia Cordero, donde se dice que se originó el chifrijo, se encuentra en Tibás. | RAFAEL MURILLO

La abogada de la familia Cordero, Ariana Araya Yockchen, insistió en que su cliente puede cobrar derechos por el uso de la marca. Lo hizo en una entrevista con Telenoticias, de canal 7, pues ayer no se le logró localizar por teléfono.

Interpretaciones. Carlos Figueroa, presidente de la Cámara Costarricense de Restaurantes (Cacore), comentó que la legislación no permite proteger palabras genéricas y que, en ese contexto, la demanda no va a tener éxito en los tribunales.

Adelantó que pedirá a la Junta Directiva de Cacore la aprobación de un acuerdo, el próximo martes, para reunirse con los 49 demandados, sean afiliados o no. La idea, dijo, es responder de manera homogénea la demanda.

Entre los querellados, dijo, hay hoteles cinco estrellas, restaurantes y hasta bares que venden el alimento conocido como chifrijo.

PUBLICIDAD

Alejandra Castro Bonilla, especialista en propiedad intelectual de la firma Arias & Muñoz, consideró que la familia Cordero registró dos palabras y una imagen.

De las dos palabras, Chifrijo Cordero´s, la primera es claramente una palabra genérica y, por tanto, no se puede proteger, según la Ley de Marcas, detalló Castro.

Esa interpretación legal llevaría a lo que Figueroa afirma: los negocios pueden utilizar la palabra chifrijo, pues lo que estaría prohibido es la composición Chifrijo Cordero´s.

La abogada Araya reconoció que en este caso no hay protección acerca de los ingredientes ni la receta de esta comida. Se trata propiamente de la marca.

Adelantó que están dispuestos a una conciliación con los demandados, mientras Figueroa dijo que se acercarán a la familia Cordero para aclarar los alcances legales y definir si no se llega a un juicio.

  • Comparta este artículo
Economía

Demanda por uso de marca chifrijo aviva discusión legal

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Marvin Barquero S.

mbarquero@nacion.com

Periodista de Economía

Periodista en la sección de Economía. Realizó sus estudios de Comunicación en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas de producción y de comercio exterior.

Ver comentarios
Regresar a la nota