Economía

Vida en la empresa

Álvaro Cedeño: Así piensa Elon Musk

Actualizado el 28 de mayo de 2017 a las 11:45 pm

Economía

Álvaro Cedeño: Así piensa Elon Musk

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Elon Musk es un emprendedor con proyectos que han revolucionado industrias nuevas y establecidas, tales como las de software , energía, transportes y aeroespacial.

En un video del Foro Económico Mundial y en un sitio de Michael Simmons, autor cuya confesa obsesión es la ciencia del aprendizaje, se encuentran algunos elementos que explicarían su capacidad creativa, lo cual no es muy importante, sino que también, podrían señalar pistas para el mejoramiento de la producción intelectual de todos, lo cual sí que es importante. Estos son algunos de esos elementos:

Para ser intelectualmente productivo no es conveniente tener un solo foco de interés.

El llamado tradicional a concentrarse en un campo y transformarse en un especialista, tiene limitaciones. Es preferible cultivar lo que Orit Gadiesh, Presidente de Bain & Co denomina el enfoque experto-generalista, el cual consiste en cultivar seriamente varios campos.

La razón es que si se cultiva varios campos, aumenta la probabilidad de generar ideas innovadoras. Probabilidad, que aunque disminuida, se mantiene si al menos se reciben insumos de varios campos, tanto en forma de conceptos duros, como en forma de metáforas y analogías.

Hay que mirar atentamente los conceptos, en busca de los principios abstractos profundos, ya que no es la mezcla de conceptos lo que produce innovación, sino la mezcla de sus principios profundos.

Un avión no es un automóvil muy liviano, como un pájaro no es un ratón que se anima a elevarse.

En ambos casos el principio profundo es el del ala, una estructura con una curvatura tal que hace que al avanzar en el aire sea succionada desde arriba.

Luego hay que abrir la posibilidad de hacer transferencias de aprendizaje de unas áreas a otras. Se dice por ejemplo, que el vuelo de los murciélagos inspiró la invención del radar.

Se trata, no de combinar conceptos, sino de combinar los principios abstractos profundos.

Esa apertura, a veces se da a través de preguntas ingenuas, por ejemplo ¿qué le puede enseñar la operación del gigante del comercio en línea Amazon a la Caja de Seguro Social?

¿Qué pueden aprender los partidos políticos de los mercados competitivos?

¿Y la industria automovilística de las grandes extinciones que han ocurrido? ¿Y la banca de E bay?

Esto reitera que el bárbaro especialista del que hablaba Ortega, no solo ocasionará disfuncionalidades socio culturales, sino también técnicas y económicas.

  • Comparta este artículo
Economía

Álvaro Cedeño: Así piensa Elon Musk

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota