Economía

Vida en la empresa

Álvaro Cedeño: Familia y escuela

Actualizado el 31 de marzo de 2014 a las 12:00 am

Economía

Álvaro Cedeño: Familia y escuela

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Álvaro Cedeño, economista
ampliar
Álvaro Cedeño, economista

El 26 de marzo este periódico publica una nota titulada “ Familia tiene más influencia en éxito escolar que tipo de colegio” , donde se destaca la importancia de las características personales y las actitudes de los alumnos y sus familias. La actitud tiene que ver mucho con normas y creencias que nos impregnan sin que tengamos defensa ante ello.

Si el aprender se convierte en requisito para participar en el mercado laboral, o peor, para adquirir un buen nivel de vida, la actitud hacia la escuela será menos positiva y entusiasta que si partiéramos de reconocer la intensa necesidad de aprender que caracteriza al ser humano.

Es admirable cómo los infantes aprenden algo tan complicado como el lenguaje, en los primeros años de vida, sin calificaciones ni premios, sino para poder convivir con sus cercanos.

La escuela, mistificada por padres y maestros, y por la sociedad, convierte luego el aprender, de un impulso natural placentero, en una carga. Los chicos necesitan un ambiente que en algunos hogares no existe, de admiración por el saber, de valoración por el aprendizaje, de respeto a los maestros, de curiosidad ordenada, de rigor de pensamiento, de diálogo serio, constructivo, de respeto por la palabra. Necesitan un ambiente donde se reconozca que aprender implica esfuerzo.

¿Cómo llenar los componentes de ese ambiente? El país concentra los recursos destinados a educación en la educación formal. Quizá habría que impulsar formas de suplementar el ambiente de las familias. Así como existen gimnasios, podrían existir clubes de lectura, de comunicación oral y escrita, de exploración científica. Serían como guarderías o comedores infantiles, para aportarles lo que no aportan las familias. Ahí, jubilados podrían ser mentores.

El éxito académico podría ser el resultado de una función de producción a la cual todavía no le hemos puesto algunos factores de producción que son críticos.

  • Comparta este artículo
Economía

Álvaro Cedeño: Familia y escuela

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota