Plan no cubre todo el dinero garantizado en la Constitución a ambos sectores

Por: Patricia Leitón 2 septiembre, 2013

La falta de recursos que afronta el Gobierno les pasará la factura el próximo año a la educación y a los partidos políticos.

En el proyecto de presupuesto que entregó ayer el ministro de Hacienda, Édgar Ayales a la Asamblea Legislativa, unas horas antes de que venciera el plazo de ley, se incumplen dos órdenes constitucionales.

La primera es otorgarle un monto que represente el 8% de la producción estimada a la educación y el segundo es destinar un 0,19% de la producción a los partidos para cubrir sus gastos de campaña (deuda política).

A la educación se le dará 11% más en el 2014 respecto al 2013, pero ese monto solo representa un 7,20% de la producción estimada.

El plan de gastos del Ministerio de Educación Pública (MEP) es el más grande y su aumento hace que el presupuesto de todos los ministerios crezca un 11%.

“Nadie está cuestionando la bondad de invertir en educación, pero sí estamos señalando que el país no tiene los recursos para asignar esa cantidad que señala la Constitución, sino que tenemos que hacerlo paulatino”, explicó el viceministro de Hacienda, encargado del gasto, José Luis Araya.

El ministro de Hacienda, Édgar Ayales (izq.), entregó ayer el plan de gasto a los diputados Luis Fernando Mendoza y Siany Villalobos. | GESLINE ANRANGO
El ministro de Hacienda, Édgar Ayales (izq.), entregó ayer el plan de gasto a los diputados Luis Fernando Mendoza y Siany Villalobos. | GESLINE ANRANGO

El plan de Hacienda es aumentar un 0,20% por año a educación hasta alcanzar el 8%.

Con respecto a la deuda política, Araya indicó que el monto se debe incluir en el presupuesto que se ejecuta un año antes de los comicios.

El plan de gastos del 2013 contiene una suma equivalente al 0,11% de la producción para la deuda política, pero el presupuesto del 2014 no lleva los recursos restantes.

La falta de recursos surge porque los gastos del Gobierno son mayores que los ingresos.

En el presupuesto entregado ayer , el gasto planeado supera al ingreso previsto en un monto equivalente al 6,2% de la producción.

El exministro de Hacienda, Fernando Naranjo, opinó que posiblemente este déficit será menor por dos razones: la producción en el 2014 será mayor de lo proyectado y, además, hay una evidente subestimación en su cálculo.