En 2013 y 2014 se utilizarán ¢20.000 millones de ¢130.000 millones que genera el régimen anualmente

Por: Juan Pablo Arias 26 abril, 2013

San José (Redacción). Los efectos financieros de la crisis global del 2008 e interpretaciones legales que protegen los ingresos de viudas, huérfanos y discapacitados han presionado las finanzas del régimen de pensiones de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), lo que ha llevado a un uso de una parte de sus reservas.

Estas fueron parte de las explicaciones que José Luis Quesada, gerente de pensiones de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), brindó a la emisora adn 90.7 FM en relación con la cobertura noticiosa que ha hecho este diario sobre las pensiones del IVM.

Quesada explicó que la crisis que enfrentaron los mercados financieros en el 2008 afectó el nivel del ingreso del IVM, mientras los gastos se mantuvieron crecientes.

“Eso nos obliga a tomar cerca de ¢20.000 millones de intereses de la reservas, de los ¢130.0000 millones que genera anualmente el régimen”, señaló el funcionario.

Este procedimiento se aplicará durante este año y el próximo.

Quesada se mostró extrañado por las declaraciones de Edgar Robles, superintendente de Pensiones, que calificó ayer de “maquillados” y “amañados” los estudios de la CCSS sobre las finanzas del régimen. “En el último año hemos tenido una comunicación armoniosa con Supén”, dijo.

El gerente añadió que la junta directiva aprobó el jueves un cartel para sacar a licitación pública internacional una evaluación actuarial conjunta auspiciada por la CCSS y Supén. Se espera que el estudio esté listo para finales de este año.

Dependiendo de los resultados del estudio se buscará alternativas que le den nuevos ingresos al régimen

Etiquetado como: