A julio de este año, se recibieron 157 denuncias, más que en todo el 2015.

 2 agosto, 2016
Cahuita, Limón
Cahuita, Limón

San José.

La venta de servicios turísticos por medio de redes sociales, en especial por Facebook, disparó las denuncias de clientes insatisfechos ante la Oficina de Apoyo al Consumidor del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC).

Así lo afirmó Cinthya Zapata, directora de Apoyo al Consumidor, quien aseguró que el ingreso de más participantes en el mercado que se promocionan en estas plataformas incidió en ese aumento.

A julio de este año, se recibieron 157 denuncias por la venta de servicios turísticos, mientras que en todo el 2015 se interpusieron 134. Del total de denuncias de este año, 143 fueron por incumplimiento de contrato.

Por incumplimiento se entiende cualquier aspecto acordado entre las partes que no haya sido satisfecho. Si no existiera un contrato, la información en la publicidad o un panfleto también cuenta, de acuerdo con Cinthya Zapata, directora de Apoyo al Consumidor.

Por tratarse de reclamaciones en curso, el MEIC no reveló el nombre de las personas físicas o jurídicas denunciadas.

Respaldo. Ofrecer servicios turísticos por redes sociales no es el problema, aclara Zapata, pues se trata de una tendencia en crecimiento, sino que al ser un medio en el que cualquiera puede participar, se hace fácil estafar a los usuarios.

La directora explicó que en varios casos, estas empresas se registran en la red social con un nombre cualquiera y nunca se llega a identificar quién está detrás.

"Muchas de estas páginas en redes sociales ni siguiera tienen información, ni siquiera le dan un lugar físico donde se encuentra la empresa, ni el responsable. Usted nunca se comunica con una persona, sino con un nombre de fantasía", indicó Zapata.

El presidente de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), Pablo Abarca, aseguró conocer de la informalidad que hay en el sector y que prolifera por las nuevas tecnologías.

"Hay gente estafadora, que no son empresas, sino que venden "aire" por Facebook y la gente se confía y hace depósitos. Por Facebook no se compra, por Facebook se consulta", manifestó el representante del gremio.

El consejo es solicitar un contrato escrito y un comprobante de pago que detalle el paquete o servicio que se está contratando.

Según el MEIC, para ellos es difícil seguir el rastro a todas las ventas por redes sociales porque la falta de información impide identificar o contactar a las empresas.

Por esa razón, algunas denuncias se elevan ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) como estafas.