Atraso en entrega de divisas impide a fabricantes pagar a sus proveedores

 1 febrero, 2016

Venezuela. GDA/El Nacional La semana pasada se debatió por primera vez en la Asamblea Nacional la crisis que atraviesa el sector salud y que obliga a miles de venezolanos, entre otras cosas, a peregrinar por farmacias de todo el país en busca de medicinas para sus tratamientos.

Luego de la discusión, los diputados aprobaron exhortar al Gobierno a que garantice el acceso inmediato a una lista de medicamentos esenciales.

Representantes de la indus tria farmacéutica, de las droguerías que surten las medicinas y de farmacias, se sumaron a la petición y coincidieron en que una de las principales acciones que puede hacer el Ejecutivo para asegurar las medicinas es agilizar la entrega de divisas.

Los directivos de los gremios alertaron que si el Gobierno no atiende pronto las solicitudes de asignación y liquidación de dólares para la producción de medicinas, este año el desabastecimiento podría exacerbarse porque los inventarios de muchas plantas apenas alcanzan hasta abril.

Divisas a la mitad. Este año el desabastecimiento de medicinas puede ser más duro en vista de que en diciembre se asignaron divisas que aún no han sido liquidadas.

Un hombre chequeaba la la lista de precios de medicamentos en un local de la red de Fundafarmacia, en Caracas. | GDA/EL NACIONAL
Un hombre chequeaba la la lista de precios de medicamentos en un local de la red de Fundafarmacia, en Caracas. | GDA/EL NACIONAL

Hay plantas que cuentan con materia prima, pero otras solo tienen hasta abril, dijo Tito López, presidente de la Cámara de la Industria Farmacéutica (Cifar).

Recordó que las divisas no solo son necesarias para la compra de nuevos insumos, sino también para el pago de las deudas pendientes con proveedores internacionales, que han ido en aumento. La industria espera por la liquidación de $6.000 millones.

En el caso de las empresas agrupadas en Cifar, las liquidaciones que no se han hecho llegan a $620 millones, dijo.

Aun cuando en 2015 recibieron divisas todo el año, las asignaciones fueron mínimas.

“Nos liquidaron divisas todos los meses, a excepción de mayo, solo que no fue en el porcentaje que necesitamos. En todo el año recibimos 55% menos de lo que nos pagaron en 2014”, agregó.

Alí Mora, secretario general del sindicato de trabajadores de la planta de Pfizer en Valencia, concordó con López. Indicó que en la planta donde trabaja el desabastecimiento no ha variado, y añadió que si el problema no es atendido, la producción de la empresa puede caer 33%.

El año pasado se hicieron 26.000.000 de unidades de medicamentos en Pfizer y, de acuerdo con las proyecciones, para el 2016 se elaborarán 17.400.000 unidades si persisten las condiciones.

La merma en la producción de las fábricas ha hecho que las droguerías, que distribuyen las medicinas a las farmacias, tengan inventarios críticos.

“Cuando la industria operaba con normalidad en las droguerías teníamos inventarios para surtir más de 35 días, en este momento el que tenemos es de 10 días”, refirió una fuente ligada al sector que prefirió no ser identificada. Afirmó que las fallas de me dicinas que ellos presentan llegan a 93%. “De cada 100 medicinas que nos piden en las farmacias nosotros solo podemos entregarles siete”, aseguró.

Freddy Ceballos, presidente de la Federación Farmacéutica de Venezuela, convino en que si se establece un plan de pago a los proveedores la industria se puede reactivar y las farmacias tendrán cómo responder a las necesidades de los pacientes.

Los datos que maneja esta federación indican que el desabastecimiento de medicinas en las farmacias es de 80%. Es un promedio pues hay medicamentos como los anticonceptivos que tienen una falla de 90%.