Filas en las cajas de los comercios indisponen a compradores, claman por un servicio más rápido

Por: Manuel Avendaño A. 23 diciembre, 2015

San José

"Como buenos ticos, todo lo dejamos para el final", con esa frase tan característica de los costarricenses, inició su recorrido de compras por San José, Carlos González, la mañana de este miércoles.

Vecino de San Francisco de Dos Ríos y acompañado de sus hijos Isaac de cuatro años y Sofía de seis años, ingresaron a la tienda Universal de la Avenida Central. Eso sí, este año los dos pequeños de la casa hicieron sus ahorros en un chancho para elegir a final de año su ansiado juguete. "Mi esposa y yo solo les compramos la ropa".

Don Carlos sigue con la mirada a sus dos hijos quienes se desbordan, y por momentos se pierden, entre los pasillos del almacén capitalino. Isaac ahorró ¢50.000 y Sofía ¢70.000. Ese es su presupuesto.

A tan solo dos pasillos de ellos, se encuentra Marco Salas con su esposa Lidieth Solís buscándo los regalos de sus dos hijos, su ahijado y el de un primo.

infografiaAmante de "Los Vengadores", este pequeño se llevó varios juguetes de la saga de Marvel. Albert Marín.

Este año decidieron invertir en regalos el mismo presupuesto que en el 2014, pero la clave está en comprar regalos más baratos.

Esta pareja decidió gastar ¢120.000 para cinco regalos, el año pasado invirtieron lo mismo pero solo compraron tres.

Los pasillos se llenan poco a poco, el aire acondicionado de la Universal se hace insuficiente. Los niños corren a mostrarle juguetes a sus padres y ellos asienten o niegan con la cabeza luego de ver el precio.

A las 10:20 a. m. de este miércoles el sol ya calentó y las ventas en las tiendas también.

El convulso bulevar de la Avenida Central —Fernández Güell— está repleto, la gente inmersa en un vaivén de bolsas y regalos.

En medio del ajetreo, Lucía Chacón, cuenta que este año optó por comprar regalos más baratos y "más pequeñitos" para no gastar de más y quedarle bien a toda su familia.

Sobre los precios, los 16 compradores consultados por La Nación durante el recorrido, coincidieron en que hay que caminar y comparar, porque existen diferencias de hasta un 50% en productos idénticos.

infografiaEn medio del tumulto de personas, un hombre carga su equipo de sonido luego de salir de una tienda de electrodomésticos en San José. Albert Marín.
"Muchas veces uno paga por la tienda en la que compra el regalo, porque vea este muñeco —sostiene un Lego de Star Wars— nos costó ¢17.000, mientras que en otras tiendas lo vinos hasta en ¢25.000", relató, Javier Hernández, mientras hacía fila para pagar en una caja.

Filas molestas. Justamente uno de los puntos que más molesta a los compradores es hacer fila para ingresara a una tienda y para pagar en las cajas.

Durante el recorrido se observaron filas para entrar a las tiendas, filas en los vestidores y filas para pagar.

Para Karla Rojas este es uno de los problemas que hacen perder tiempo a los compradores en diciembre cuando se disponen a visitar las tiendas.

"Deberían poner más personal, abrir más cajas aunque sea temporales, por como pierde tiempo uno en estas filas", concluyó Rojas.

La tónica de las filas se repitió durante la semana en varias tiendas ubicadas en centros comerciales.

infografiaLos pasillos de los comercios capitalinos estaba llenos de personas este miércoles. Albert Marín.
Regalos baratos. La tendencia de gastar menos en los regalos navideños no solo es una decisión de los compradores costarricenses, también es un fenómeno que se ha dado en los Estados Unidos entre 2014 y 2015.

La agencia AP informó que "el número de personas dispuestas a comprar regalos por menos de $10 (¢5.420 al tipo de cambio de este miércoles) esta temporada ha aumentado a 4% comparado con 1% el año pasado, según un estudio del America's Research Group, una firma que mide las tendencias de los consumidores. Entretanto, la cantidad de gente dispuesta a gasta entre $26 y $35 dólares bajó de 22% a 18%.

La publicación agrega que "en general se estima que el público hará compras más modestas en esta temporada festiva. La Federación Nacional de Minoristas (de los Estados Unidos) vaticina que el dinero gastado en compras de regalos entre noviembre y diciembre aumentará 3,7% a $630.500 millones este año, comparado con 4,1% el mismo periodo del año pasado".