OPC cancelaron $7 millones en 2016 por usar sistema de recaudación

Por: Patricia Leitón 30 junio

San José

Influye en el monto de los fondos de pensión complementaria y capitalización laboral de cerca de un millón de trabajadores que aportan dinero a estos sistemas, pero poco se conoce de las bases técnicas que sustentan la magnitud de este cargo.

Cerca de un millón de trabajadores realizan aportes a las seis operadoras de pensiones complementarias para su pensión. Éstas cobran una comisión de administración a los usuarios en la cual influye la comisión que a su vez les el Sicere les aplica a ellas.
Cerca de un millón de trabajadores realizan aportes a las seis operadoras de pensiones complementarias para su pensión. Éstas cobran una comisión de administración a los usuarios en la cual influye la comisión que a su vez les el Sicere les aplica a ellas.

Se trata de la comisión de 0,98% que cobra el Sistema Centralizado de Recaudación (Sicere) a las operadoras de pensiones sobre los aportes que hacen los trabajadores al Fondo de Capitalización Laboral y al Régimen Obligatorio de Pensiones Complementarias.

Según información suministrada por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), administradora del Sicere, en el 2016 las operadoras pagaron casi $7 millones (cerca de ¢4.000 millones) por esta comisión.

El Sicere se creó con la Ley de Protección al Trabajador, vigente desde el año 2000, para llevar el registro de los afiliados y ejercer el control de los aportes a los regímenes de Invalidez, Vejez y Muerte, de Pensiones Complementarias, de Enfermedad y Maternidad, así como a los fondos de capitalización laboral; además de las cargas sociales cuya recaudación ha sido encargada a la CCSS, según señala la Ley.

Ruta y comisiones de los fondos.
Ruta y comisiones de los fondos.

Luis Rivera Cordero, director del Sicere, aseguró que la comisión se basa en un estudio técnico elaborado por la Dirección Actuarial de la CCSS, que incluye los costos de inversión y operación en los procesos y que no obtienen ninguna ganancia por esta administración.

"Es importante aclarar que la tarifa que establece la CCSS para la recaudación a los distintos entes externos no es un tema solo transaccional que únicamente involucre almacenamiento y procesamiento de información, conlleva la determinación de muchos otros elementos relacionados, como los recursos humanos que participan en el proceso a nivel nacional, la infraestructura, los recursos tecnológicos y otros componentes", explicó Rivera. VEA entrevista.

Cuestionamientos de Supén y las operadoras

No obstante, el superintendente de pensiones, Álvaro Ramos y el director de la Asociación Costarricense de Operadoras de Pensión, Danilo Ugalde, explicaron que la información que ha brindado la Caja no es clara.

Ramos relató que en el pasado recibieron información de cómo se determinaba la tarifa, pero la información no era completa, lo que imposibilitaba revisar costos por productos y analizar eventuales subsidios entre usuarios de Sicere, y además no tenía detalle ni separación clara de las actividades que formaban parte de los costos. Eso fue hasta el 2015.

"Después de esa fecha, debió haberse presentado un nuevo estudio, y había una expectativa de reducción de la tarifa por mejoras tecnológicas que reducen costos de almacenamiento y procesamiento. A Supén (Superintendencia de Pensiones) se le indicó verbalmente que el nuevo estudio de la CCSS sobre costos del Sicere se había realizado y estaba en revisión, pero no lo tenemos aún", comentó Ramos.

Consultado sobre el estudio, Rivera explicó que se realiza en la actualidad.

Ugalde añadió que para la determinación de esa tarifa históricamente se consideraron dos componentes: el gasto de operación del sistema de recaudación y el costo de la inversión inicial para el montaje del sistema, cuyo monto se sigue incluyendo en la determinación de la tarifa, pese a que el Sicere lleva más de 15 años de operación.

"La justificación primordial para que exista un sistema centralizado de recaudación de las contribuciones se encuentra en las denominadas economías de escala, las cuales deberán ayudar a disminuir el costo del sistema en general, pero en nuestro país, esa máxima no se ha cumplido, pues después de 15 años tenemos una comisión de recaudación por medio del Sicere tan alta, como con la que se inició el sistema", explicó Ugalde.

Las economías de escala se refiere a que, una vez que se alcanza un nivel de producción óptimo, el costo de producir cada unidad adicional se reduce, debido a que los mismos recursos se usan para producir más.

El hecho de que esta comisión no baje impide, en parte, que la comisión de administración que cobran las operadoras de pensión a los afiliados tampoco se reduzca y por esta vía son los fondos de los trabajadores los que resultan mermados.

Dichas comisiones oscilaron en mayo de 0,48% a 0,50% para la pensión complementaria y para el fondo de capitalización laboral, según la información que divulga la Supén en su página web.

Si la comisión bajara y los fondos que aportan trabajadores y patronos llegaran en forma directa a sus cuentas las pensiones que obtendrían los trabajadores serían mayores.

La Supén ha estimado que si el dinero ingresara en forma directa a la cuenta del trabajador la jubilación subiría un 6,6%.

"Las Operadoras de Pensión Complementaria no estamos de acuerdo con la forma en que se ha venido fijando el porcentaje de comisión por recaudación, y pese a múltiples gestiones ante la Supén y la Junta Directiva de la CCSS, no hemos tenido respuesta favorable a las solicitudes", dijo Ugalde.

Etiquetado como: