Retraso en trámites oficiales sería una de las repercusiones, dicen empresarios

Por: Óscar Rodríguez 2 octubre, 2013

El sector turístico nacional confía en que la actual situación en Estados Unidos no perjudique la confianza de los consumidores. En la imagen, estadounidenses en el aeropuerto Daniel Oduber, en LIberia. | ARCHIVO/FRANK GUEVARA
El sector turístico nacional confía en que la actual situación en Estados Unidos no perjudique la confianza de los consumidores. En la imagen, estadounidenses en el aeropuerto Daniel Oduber, en LIberia. | ARCHIVO/FRANK GUEVARA

El sector productivo costarricense está alerta ante las repercusiones en el país de la paralización de la mayoría de las funciones del Gobierno Federal de Estados Unidos.

Para empresarios consultados, si la situación estadounidense se extiende por un periodo largo, podría afectar la confianza de los consumidores del principal socio comercial de Costa Rica.

Los exportadores y la industria turística nacional son los que están más pendientes del desenlace en EE. UU. pues son sectores que dependen, en buena parte, de esta economía.

Las agencias federales estadounidenses suspendieron sus actividades no esenciales el pasado lunes, ante el desacuerdo político en el Congreso para aprobar el presupuesto del Gobierno.

La medida deriva en que no se puedan girar los recursos para pagar los sueldos de 800.000 funcionarios. Solo permanecen activos los servicios básicos como el correo, el control del tráfico aéreo, aduanas y la actividad de los agentes policiales y de seguridad.

Vigilantes. Anabel González, jerarca del Ministerio de Comercio Exterior (Comex), explicó que, por ahora, no hay ninguna comunicación oficial del Gobierno de EE. UU. sobre el nivel de paralización de las oficinas federales, principalmente las relacionadas con comercio.

“No puede descartarse que algunos trámites puedan sufrir retrasos, pero es algo que dependerá de cuál dependencia de Gobierno sea la que lo atienda. Habrá que mantenerse alerta para evaluar en los próximos días si llega a afectar los flujos de comercio”, dijo.

Para Mónica Segnini, presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), es relevante estar atentos a lo que ocurra pues Estados Unidos aún es el principal socio comercial del país.

En el sector turístico, la vigilancia será en el comportamiento de los estadounidenses que vacaciones en el país.

“El turismo depende de las expectativa s de las familias; si la confianza en EE. UU. se afecta, nos golpea fuertemente”, comentó Isabel Vargas, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur).

Por otro lado, las agencias de viajes locales han comenzado a dar recomendaciones a los costarricenses que viajen a este país de paseo. Algunas de las principales atracciones turísticas en Estados Unidos están cerradas porque son de administración federal. Se incluyen la Estatua de la Libertad, en Nueva York, y el Monumento a Lincoln, en Washington D. C., más parques nacionales, entre otros.

Farnier Venegas, presidente de la agencia Faytur, no prevé que los cierres causen gran afectación a los vacacionistas costarricenses.