Sondeo entre 230 personas revela que un 45% visita a diario este tipo de negocio

Por: Marvin Barquero 21 noviembre, 2013

Las pulperías y abastecedores se mantienen vigentes pese a la creciente competencia de los supermercados, reveló una encuesta realizada por la Asociación GS Uno.

Según el estudio, un 60% de los entrevistados dijo realizar compras en pulperías e incluso un 45% aseguró que lo hace diariamente.

Otro 53% de los encuestados cisita este tipo de negocios semanalmente, lo cual significó un 13% más que el año pasado, según los datos revelados ayer por GS Uno.

El sondeo se aplicó en setiembre pasado a una muestra de 230 personas en todo el país, a la salida de los supermercados de las principales cadenas, informó la Asociación.

Ana Teresa Vásquez, directora ejecutiva de la Cámara Nacional de Comerciantes Detallistas y Afines, resaltó que los datos concuerdan con la realidad, pues está creciendo la compra frecuente y de volúmenes pequeños entre esos negocios.

Eso sucede, explicó, porque la crisis convierte a las pulperías, los abastecedores y los minisúperes en una salida para el consumidor.

Supermercados. Los datos indicaron que, para este año, un 67,58% de los clientes que respondieron la encuesta afirmaron que van al supermercado quincenalmente.

Las pulperías son indispensables para compras rápidas y de bajo volumen, un segmento que crece con la crisis. En Tobosi de Cartago, Pablo Ramírez atiende la pulpería Corazón de Jesús. | ARCHIVO/MELISSA FERNÁNDEZ
Las pulperías son indispensables para compras rápidas y de bajo volumen, un segmento que crece con la crisis. En Tobosi de Cartago, Pablo Ramírez atiende la pulpería Corazón de Jesús. | ARCHIVO/MELISSA FERNÁNDEZ

También se determinó que un 64% compra siempre en el mismo supermercado, lo que representa un 40% más que en el 2012, así como el porcentaje de fidelidad más alto de los últimos cinco años. La cercanía del local es un factor de mucho peso en esta elección.

Guillermo Varela, director ejecutivo de GS1, estimó que los consumidores hacen sus compras más voluminosas e importantes cada 15 días en los supermercados.

Compras frecuentes. Entre esas dos semanas, se va a la pulpería o abastecedor más cercano por artículos ocasionales o olvidados o bien, para reponer los agotados desde la última compra quincenal.

Vásquez, en tanto, explicó cómo el negocio del barrio es una alternativa para la compra diaria, ya no de volumen, sino de frecuencia.

No se compra, agregó , tres kilos de arroz, sino de día por medio un kilo o medio kilo de ese cereal. Además, se adquieren embutidos en cantidades pequeñas, huevos por unidades o la caja de leche del día.

“Se está demostrando –aseveró– que el negocio detallista perdura a pesar de las circunstancias”.

La Cámara de Detallistas estima que en Costa Rica hay unos 15.000 negocios en ese ramo, de los cuales 6.500 son sus afiliados.