10 octubre, 2014

Nueva York y Londres. EFE El precio del petróleo cerró ayer en el nivel más bajo desde diciembre del 2012, en las bolsas de Nueva York, EE. UU., y Londres, Inglaterra.

El crudo de Texas (WTI) cedió ayer un 1,76% hasta cerrar en $85,77 el barril. Al término de la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York, los contratos futuros del petróleo WTI, para entrega en noviembre, los de más próximo vencimiento, bajaron $1,54 respecto a la jornada precedente.

El crudo de referencia en Estados Unidos comenzó el descenso, en los últimos días y siempre por la misma causa: que en este momento las existencias de “oro negro” están por encima de la demanda de los consumidores.

Por otra parte, los contratos de gasolina para entrega en noviembre bajaron cuatro centavos de dólar y cerraron en $2,27 el galón, y los de gasóleo para calefacción bajaron cuatro centavos y terminaron en $2,53. Finalmente, los contratos de gas natural para entrega en noviembre, los de más próximo vencimiento, bajaron 12 centavos de dólar y cerraron en $3,84 tras saberse que las reservas de gas de Estados Unidos subieron 105.000 millones de pies cúbicos la semana pasada.

En el caso del barril de crudo Brent para entrega en noviembre, cerró ayer en el mercado de futuros de Londres en $90,05, un 1,45% menos que la sesión anterior.

El petróleo del mar del Norte, de referencia en Europa, acabó la sesión en el International Exchange Futures con una caída de $1,33 respecto a la última negociación, que cerró en $91,38.

El precio del crudo continuó marcando una tendencia a la baja ante las advertencias del Fondo Monetario Internacional (FMI) de que la eurozona afronta con un 40% de probabilidad una nueva recesión.

El frenazo previsto viene dado por la contracción de la economía italiana (-0,2%), el exiguo crecimiento de Francia (0,4%) y el debilitamiento de la economía alemana, el gran motor del euro (1,4% para 2014) .

Etiquetado como: