Proyecto se anuncia una semana antes de que arranque el IX Festival de Ballenas y Delfines 2017, que se realizará del 15 de setiembre al 1.° de octubre

Por: Patricia Leitón 8 septiembre

San José

El Parque Nacional Marino Ballena contará con un atracadero turístico que facilite el traslado de las personas que visitan este sitio y brinde condiciones más favorables para el avistamiento de ballenas y delfines, informó el Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

Esta ballena se observó frente al islote La Viuda, ubicado frente a punta Uvita en el Parque Nacional Marino Ballena. | RAFAEL PACHECO
Esta ballena se observó frente al islote La Viuda, ubicado frente a punta Uvita en el Parque Nacional Marino Ballena. | RAFAEL PACHECO

La obra se logrará gracias a un convenio de cooperación entre el ICT, el Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (Incop) y el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac).

El Parque Nacional Marino Ballena, en Osa, Puntarenas, es reconocido a nivel nacional e internacional por la visitación anual de diferentes especies de cetáceos, como es el caso de la ballena jorobada, la ballena piloto, la ballena de Bryde y orcas falsas; además, tres especies residentes de delfines (nariz de botella, manchados y spinner) y varias especies de tortugas marinas como carey, verde y lora.

El ICE entregó este viernes los planos del anteproyecto al Incop, para promover que la construcción se desarrolle de manera expedita. Este acto formal tuvo lugar apenas una semana antes de que se desarrolle el IX Festival de Ballenas y Delfines, que se realizará en aquella zona del Pacífico sur del 15 de setiembre al 1.° de octubre.

La estructura quedaría lista antes del 8 de mayo del 2018, anunciaron las autoridades y tendrá un costo cercano a los ¢600 millones.

Mauricio Ventura, ministro de Turismo, explicó que el Parque Nacional Marino Ballena se está convirtiendo en un sitio pionero para el desarrollo del turismo náutico y por esta razón resulta urgente la construcción de un atracadero que facilite la movilidad y la realización del avistamiento de ballenas y delfines, actividad que dispara la economía local en una época que tradicionalmente se consideraba baja para la atracción de turistas.

"Históricamente, el turismo en Costa Rica le ha dado la espalda al mar y es hora de promover la infraestructura adecuada para el desarrollo del turismo náutico en el Parque Nacional Marino Ballena, un santuario natural que en esta época del año se convierte en el hogar de numerosas ballenas, las cuales eligen las aguas de nuestro país para reproducirse", explicó Ventura.

La observación de ballenas y delfines ha sido declarada por el Gobierno de la República como una actividad de interés nacional y se ha convertido en un motor de desarrollo de esta zona. Cada año, ha aumentado la visitación de nacionales y extranjeros; en el 2016 el cantón de Osa recibió un aproximado de 5.000 personas durante las dos semanas en que se llevó a cabo el Festival.

"Costa Rica tomó la decisión de conservar con la gente y en la Administración Solís Rivera nos hemos encargado de motivar a las personas de las comunidades cercanas a las áreas de conservación para que desarrollen un turismo sostenible que los beneficie, cuidando los recursos naturales y asumiendo un papel de guardaparques ad honorem", expresó el ministro de Ambiente y Energía, Edgar Gutiérrez.

Durante las dos semanas del Festival, los asistentes podrán escoger entre carreras de atletismo, ciclismo de montaña, caminatas familiares, concurso de escultura en la arena, conciertos, talleres ambientales y charlas sobre cetáceos.