Manufactura es el sector más afectado en el trienio, según datos del Central

Por: Óscar Rodríguez 14 abril, 2014

Natvar, Gualapack y Zollner Elektronik AG fueron algunas de las compañías foráneas que se instalaron bajo el Régimen de Zonas Francas durante el último año.

Pese a estas nuevas operaciones, la inversión extranjera directa (IED) hacia este régimen especial cumplió, en el 2013, su tercer año consecutivo de retroceso, según el Banco Central.

Los datos del ente emisor muestran que, el año pasado, el sector recibió –entre inversiones nuevas y reinversiones– $528 millones, 12% menos frente al 2012.

La IED a este sector tuvo, en el 2010, la mayor inversión histórica con $790 millones y a partir de ese año comenzó a disminuir.

La multinacional alemana Bayer abrió en Costa Rica su primera planta de dispositivos médicos a nivel global en el 2013. | ARCHIVO/JORGE ARCE
La multinacional alemana Bayer abrió en Costa Rica su primera planta de dispositivos médicos a nivel global en el 2013. | ARCHIVO/JORGE ARCE

La baja del último trienio ocurrió, según especialistas consultados por La Nación , por una mezcla de factores internos y externos.

El anuncio la semana pasada del cierre de la planta de manufactura de Intel sumará un impacto sobre la IED.

Según el estudio Impacto de Intel Corp. en Costa Rica , de abril del 2012, hecho por Consejos Económicos y Financieros S.A. (Cefsa), las reinversiones de la multinacional al año representan, en promedio, el 15% de la IED recibida por el país.

El régimen de Zonas Francas fue creado en 1990 para incentivar la llegada de IED, el intercambio comercial y la generación de empleo.

Las firmas instaladas en este sistema están exentas del pago del impuesto sobre la renta. Hoy 250 empresas emplean a unas 80.000 personas de manera directa, según la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde).

Razones. Anabel González, ministra de Comercio Exterior (Comex), dijo que la situación del régimen especial es consecuencia de una mayor competencia mundial.

“Zonas Francas representa una de las ventajas competitivas del país para los inversionistas; sin embargo, esto no hace al país estar exento de una muy fuerte competencia global”, afirmó.

Para Jorge Brenes, presidente de la Asociación de Empresas de Zonas Francas (Azofras), lo ocurrido en el sector es un aspecto pun tual y es un efecto de las repercusiones de la crisis mundial del 2008.

“La IED, principalmente la de zona franca, es muy sensible al tema fiscal y, desde el año pasado, se reactivó la discusión del tema y se ha hablado de revisar exoneraciones”, enfatizó Brenes.

Pese a la baja en el monto de recursos, la mitad de las actuales empresas instaladas en zona franca ingresaron entre el periodo del 2010 al 2013, según datos de Comex.

“Una importante proporción de estas compañías pertenecen al sector de servicios corporativos, operaciones que son mayormente intensivas en la generación de empleo, no así en la inversión de capital inicial”, dijo Gabriela Llobet, directo general de Cinde.

Para Roberto Artavia, presidente de Incae Business School, el principal reto de Costa Rica, para mantener la atracción de inversiones, es la formación de los trabajadores.

Sectores. A nivel general la IED, en el 2013, ascendió a $2.682 millones, lo cual significó 15% más frente al 2012. El alza estuvo fundamentada por el efecto del sector inmobiliario.

Sin embargo, los sectores de manufactura y servicios tuvieron un retroceso el último año. Ambos poseen una alta presencia en el Régimen de Zonas Francas.

Etiquetado como: