Medida rige desde ayer y aplica en arroz, papa, pollo, huevos y lentejas, entre otros

 8 julio, 2014

Panamá. Ap Un plan de emergencia que busca bajar el costo de los alimentos mediante el control de precios de 22 artículos comenzó a regir ayer lunes en Panamá.

El mandatario Juan Carlos Varela, quien hizo de ese tema una de sus principales promesas de su campaña a la presidencia, visitó desde temprano varios supermercados para corroborar el cumplimiento de la medida, que regirá por seis meses prorrogables.

“Siempre dije cuando decían que no se podía... que fueran a los supermercados el día de la medida”, dijo Varela a periodistas.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, recorrió ayer un supermercado para verificar el cumplimiento del control de precios que rige sobre 22 productos de los 50 que componen la canasta básica de alimentos. | EFE
El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, recorrió ayer un supermercado para verificar el cumplimiento del control de precios que rige sobre 22 productos de los 50 que componen la canasta básica de alimentos. | EFE

El control se aplica a todos los supermercados y establecimientos minoristas, incluyendo a la mayor cadena (Súper 99) de la que es propietario el recién saliente gobernante Ricardo Martinelli, de cuya administración Varela fue vicepresidente y opositor tras la ruptura de una alianza entre ambos.

“Estamos seguros que van a cumplir también”, señaló Varela, en alusión a los supermercados de Martinelli.

Empresario de la industria licorera y político de centro-derecha, Varela prometió decretar en el primer día de gobierno el control de precios de 22 de los 50 productos de la canasta básica de alimentos, lo que hizo en su inauguración el 1.° de julio.

El plan establece un precio tope a productos como el arroz, la papa, el pollo, los huevos, la tuna (atún), lentejas, porotos (frijoles), salchichas y algunos cortes de carne de res, entre otros. El gobierno estima que representará un ahorro en el bolsillo de los panameños de alrededor de $58 al mes.

Varela argumenta que su plan busca enfrentar la especulación de los grandes intermediarios que cuesta a los panameños $600 millones al año y reducir el costo de la canasta básica, que entre el 2009 y 2014 se disparó 30%, según cifras oficiales.

El costo de la cesta pasó de $264 a $341 en ese lapso, en un país donde el salario mínimo oscila actualmente entre $475 y $625.

El crecimiento económico de Panamá fue robusto en los últimos cinco años, pero estuvo acompañado de un alza en los precios.

Algunos detractores de Varela consideran que los precios topes establecidos en el decreto no reflejan una rebaja significativa.

Durante la campaña también se le cuestionó a Varela promocionar un plan que en países como Venezuela había causado más problemas que soluciones. En Venezuela rige una política de control de precios desde febrero de 2003 que impulsó el fallecido presidente Hugo Chávez.

Varela pidió el lunes el respaldo a la medida. Se trata de una reestructuración de la cadena comercial de alimentos donde se va a beneficiar el productor agropecuario, el consumidor y los establecimientos comerciales, que van a tener más tráfico porque los precios van a bajar”, agregó el mandatario.