Por: Patricia Leitón 6 febrero, 2016

El en el primer mes del año el índice de precios al consumidor subió 0,68% respecto a diciembre.

El tomate y la cebolla subieron 47% en enero. | XFGH XFGHSDFDFSDFS
El tomate y la cebolla subieron 47% en enero. | XFGH XFGHSDFDFSDFS

Para medir este indicador el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) considera los precios de 315 bienes y servicios.

En enero de este grupo de artículos, 55% aumentaron de precio, 35% disminuyeron y 10% no presentaron variación.

Los incrementos que más impactaron a los hogares en enero (por la magnitud del alza y por la importancia que tienen en el presupuesto de las familias) fueron los de el tomate, la cebolla y la educación universitaria.

Por otra parte, las reducciones más importantes fueron las del chile dulce, el teléfono celular y las tenis deportivas.

Hacia futuro. Sobre el comportamiento que podría tener en los próximos meses este indicador el Banco Central señaló ayer, en un comunicado, que por segundo vez consecutivo la variación mensual fue positiva, situación que contrasta con los resultados negativos del lapso julio-noviembre del 2015.

Según el Banco esto está acorde con lo esperado en el Programa Macroeconómico, según el cual se prevé que en los próximos meses la inflación retorne gradualmente al terreno positivo.

El economista Alberto Franco, comentó que hubo mucho factores coyunturales que pesaron en el comportamiento del índice de precios en enero que muy posiblemente no se repetirán de nuevo en febrero.

Etiquetado como: