Hoteles reportaron lleno casi total el fin de semana por el X-Air Challenge 2013

Por: Óscar Rodríguez 15 octubre, 2013

Al menos 200.000 personas acudieron el fin de semana a Puntarenas para observar el espectáculo X-Air Challenge Banco de Costa Rica Air Show 2013, según estimaciones de la Fuerza Pública. | ARCHIVO/CARLOS BORBÓN
Al menos 200.000 personas acudieron el fin de semana a Puntarenas para observar el espectáculo X-Air Challenge Banco de Costa Rica Air Show 2013, según estimaciones de la Fuerza Pública. | ARCHIVO/CARLOS BORBÓN

Los comerciantes puntarenenses reportaron un impulso extra en sus ventas por la realización el domingo del espectáculo de aviación X-Air Challenge.

Los clientes tuvieron que armarse de mucha paciencia pues hubo filas en restaurantes, sodas y supermercados. Mientras que en los hoteles la ocupación fue casi total.

Para responder a la demanda, los empresarios incrementaron la cantidad de mercadería disponible y contrataron personal extra. Aún así, en algunos lugares se agotaron los productos, según consultas realizadas por La Nación.

Cerca de 200.000 personas acudieron al show X-Air Challenge Banco de Costa Rica Air Show 2013 , el domingo anterior en Puntarenas, donde la playa y el Paseo de los Turistas lucieron abarrotados de visitantes, la mayoría familias.

Al finalizar al actividad, la Policía de Tránsito reportó un embotellamiento de unos 17 kilómetros entre la ciudad porteña y Esparza.

Preparación. Miguel Ángel Renna, presidente de la Cámara de Turismo de Puntarenas, reconoció que el espectáculo de aviación sobrepasó la expectativa de afluencia.

“Hubo un gran beneficio económico para todo el comercio en general. Trabajamos durante una semana para prepararnos bien y que no ocurriera lo del concierto de Garibaldi, en 1992, cuando nos quedamos sin productos y no había ni una botella con agua para vender”, recordó Renna.

Pese a las previsiones de los empresarios, sí hubo escasez de productos como bebidas y snacks en varios restaurantes y supermercados de la ciudad .

Karla Ramírez, administradora del Súper El Castillo N°. 2, indicó que las ventas el sábado y el domingo fueron 10 veces más buenas que en un fin de semana normal.

“El negocio estuvo lleno desde las 6 a. m. que abrí hasta las 8 p. m., por suerte contraté dos personas más. Las bebidas destacaron entre lo más pedido y algunas se acabaron”, comentó Ramírez.

Jaqueline Rutishauser, del restaurante La Casa de los Mariscos, aseguró que en los últimos 23 años nunca había tenido tanta demanda en un solo día.

“El domingo estuvo lleno desde las 7 a. m. hasta las 10 a. m. ¡Fue muy bueno!”, recalcó.

El balneario puntarenense San Lucas Beach Club reportó un lleno total. Su piscina principal, con capacidad para 600 personas, estuvo operando en el máximo, dijo la asistente administrativa Dinia López.

Los hoteles también tuvieron una alta ocupación, solo comparada con la época de los carnavales.

“Tuvimos reservaciones con un mes de antelación. Las 34 habitaciones estuvieron ocupadas de viernes a lunes”, expresó Geovanny González, del hotel Alamar.