28 mayo, 2015

Las altas expectativas de los costarricenses ante un gobierno nuevo dieron el triunfo al actual presidente Luis Guillermo Solís, pero hoy, un año más tarde, le cobran una cara factura.

Un 67% de los jefes de hogar costarricenses creen que la política económica ha sido pobre en este primer año de mandato.

Así lo revelan los datos del índice de confianza del consumidor , encuesta hecha por la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica, vía telefónica, a 703 jefes de hogar.

Es un resultado poco alentador. Todavía en agosto, cuatro de cada 10 costarricenses mantenían la impresión de que se estaba haciendo un buen trabajo o, al menos, “lo necesario”.

Ahora, solo tres de cada 10 encuestados piensan así.

Con incertidumbre, los clientes no compran. | FOTO ILUSTRATIVA/ ARCHIVO
Con incertidumbre, los clientes no compran. | FOTO ILUSTRATIVA/ ARCHIVO

Para el director de la encuesta del ICC, Johnny Madrigal, los cambios en los ministerios, el déficit en atención de la Caja Costarricense de Seguro Social y la discusión de un nuevo paquete fiscal han empeorado el escenario político.

Pesimismo. La confianza de los consumidores es baja y está estancada desde hace seis meses. En la actualidad, registra un nivel cercano a 40 puntos de un total de 100, lo que refleja incertidumbre y falta de fe en la economía nacional. Así se mantiene desde noviembre.

Mientras tanto, en el último año, el indicador mostró una caída de 10 puntos porcentuales. Reflejo de esto es que en mayo del 2014, la cantidad de personas que se mostraban pesimistas era de casi el 14%, y 12 meses después, se duplicó al 28%.

El problema para la economía es que, cuando la gente es pesimista, no gasta.

“Si existe pesimismo o incertidumbre, hay un deseo de disminuir gastos y no contraer deudas”, explicó Madrigal.

Etiquetado como: