Ocho aumentos decretados este año desalientan la ventade hidrocarburos

Por: Óscar Rodríguez 4 septiembre, 2014

Los constantes aumentos en el precio de la gasolina frenaron la demanda de los consumidores en los primeros siete meses del año.

Así lo confirmó la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) que reportó, en el acumulado de enero a julio, un crecimiento mínimo en la venta de las gasolinas súper y regular, con respecto al mismo periodo del año pasado.

La merma en la comercialización de la empresa estatal, que tiene el monopolio de la importación de hidrocarburos al país, empezó a registrarse a partir de marzo pasado.

La situación, calificada como atípica por la Refinadora, se atribuye al efecto de las ocho alzas, este año, en los precios de las gasolinas súper y regular. Dos de ellas fueron por causa de la actualización trimestral del impuesto único a los combustibles.

En agosto pasado hubo dos bajas, pero el costo del litro del combustible aún está por encima del precio al que inició en el 2014, según la información de Recope y de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

En julio del año pasado, la gasolina súper estaba en ¢739 y, en el mismo mes de este año, en ¢816. La regular pasó de ¢707 a ¢788 en el mismo lapso.

“La demanda mostró sensibilidad al alza de precios. El consumidor ve afectado su bolsillo y debe haber realizado algún ajuste en sus gastos”, enfatizó Socorro Carranza, directora de la División de Ventas de la Refinadora.

La Cámara de Empresarios de los Combustibles confirmó la menor demanda durante este año. “Hay una reticencia en el consumo. Hubo rebajas, pero no se perciben por la tendencia alcista durante este año”, dijo José Miguel Masís, director de la agrupación.

El precio del litro de gasolina súper aumentó ¢144 entre enero y julio de este año y el de regular, ¢140. El efecto fue una reducción en la evolución de las ventas de este combustible. | JORGE ARCE
El precio del litro de gasolina súper aumentó ¢144 entre enero y julio de este año y el de regular, ¢140. El efecto fue una reducción en la evolución de las ventas de este combustible. | JORGE ARCE

Números. En los primeros siete meses del año, la refinadora comercializó 1.920 millones de litros de combustibles, lo que significó un aumento del 5% frente al mismo periodo del 2013.

En el caso de la gasolina –sumadas la súper y la regular– la venta creció 0,3%, en el acumulado de enero y julio del 2014, frente al año anterior. Mientras que el diésel, un 3% en el mismo periodo, según las estadísticas de Recope.

La gasolina y el diésel son los principales hidrocarburos que se consumen en el país. Ambos representaron el 65% de las ventas totales de Recope este año.

Las empresas privadas y las personas con vehículos particulares son los principales consumidores de ambos hidrocarburos, detalló Carranza.

El freno en el consumo de combustibles también limitó el crecimiento de la recaudación del impuesto único.

Helio Fallas, ministro de Hacienda, explicó que el ingreso de dicho tributo, en el acumulado entre enero y julio, aumentó un 2%, mientras que en el mismo periodo del 2013 creció 16%. El fisco recaudó ¢235.796 millones en los primeros siete meses del año.

infografia