17 mayo, 2014

San José y Miami (EE. UU.). EFE El comercio electrónico en América Latina, que ha experimentado un enorme crecimiento, mueve cada año entre $60.000 y $70.000 millones, y una gran parte corresponde a compras de aparatos electrónicos y a operaciones transnacionales.

“El comercio electrónico es más maduro en países como Chile (6% de todas las compras) y Brasil. Sin embargo, en México no alcanza el 1%. Todavía hay mucho por donde crecer en la región”, explicó en una entrevista con EFE, el jefe de gabinete del vicepresidente de América Latina de PayPal, Ian Cox.

El comercio electrónico transfronterizo también ha ganado terreno en Costa Rica. Paquetes llegan a la empresa Jet Box. | ARCHIVO/ALEXÁNDER OTÁROLA
El comercio electrónico transfronterizo también ha ganado terreno en Costa Rica. Paquetes llegan a la empresa Jet Box. | ARCHIVO/ALEXÁNDER OTÁROLA

PayPal, un sistema de pagos seguros online usado en muchas partes del mundo, aterrizó en Latinoamérica hace tres años, por medio de México y Brasil, y ahora ya llega a todo el continente.

“El aterrizaje en América Latina ha sido muy bueno. Los consumidores latinoamericanos pedían un método para pagar online de manera segura”, indicó Cox, quien admitió que en el mercado de la región debieron enfrentarse a una mayor reticencia de los consumidores a comprar por Internet por dudas sobre la seguridad.

Los productos estrella del comercio online en la región son los aparatos electrónicos, la mayoría de los cuales son adquiridos en el extranjero, una particularidad del mercado a la que empresas como PayPal han debido adaptarse.

“Hace cinco años, si le preguntabas a un latinoamericano sobre compras online , por definición entendía que se realizaban al extranjero”, explicó Cox.

La mayor parte del comercio electrónico en América Latina es transfronterizo, por lo que las empresas de gestión de pagos por Internet deben habilitar transacciones entre consumidores latinoamericanos con vendedores de fuera de la región y viceversa.

A pagos. Otra de las características del mercado electrónico latinoamericano que PayPal ha observado desde su entrada en la región y a la que ha debido adaptarse es al pago por cuotas, muy habitual en países como México y Brasil, donde el consumidor pide pagar la compra en, por ejemplo, 12 cuotas mensuales.

“En Estados Unidos no ofrecemos ese servicio, de manera que tuvimos que cambiar el producto para que sí estuviese disponible en América Latina”, apuntó Cox.

Otra compañía de comercio electrónico interesada en profundizar negocios en América Latina es eBay, que esta semana anunció el lanzamiento de su nueva versión en español y portugués con la intención de servir mejor a los clientes de la región.