22 enero, 2015

Las aseguradoras de Costa Rica incursionan con más fuerza en una oferta dirigida a la cobertura de estudiantes.

Las pólizas ofrecen coberturas desde ¢500.000 (imagen con fines ilustrativos). | JONATHAN JIMÉNEZ
Las pólizas ofrecen coberturas desde ¢500.000 (imagen con fines ilustrativos). | JONATHAN JIMÉNEZ

A la fecha, cuatro compañías cuentan con productos especiales para estos clientes.

Se trata del Instituto Nacional de Seguros (INS), Adisa, Pan-American Life Insurance y Seguros del Magisterio (SM).

La pólizas de estas empresas se enfocan en la rama de accidentes y salud, con dos opciones: seguros colectivos y pólizas autoexpedibles.

El primer tipo tiene el propósito de cubrir, mediante un solo contrato de seguro, a múltiples asegurados. Generalmente, estas pólizas son usadas por los centros educativos, para proteger con ellas a todos sus estudiantes. Respecto a los autoexpedibles, son pólizas de bajo costo, que no requieren de exámenes previos.

Esta última sería la opción en caso de que, como padre de familia o estudiante, quiera adquirir una cobertura por cuenta propia.

Seguros del Magisterio y el INS son los que llevan más tiempo ofreciéndolas, mientras que Adisa y Pan-American Life se unieron a este nicho a finales del 2013 y este año, respectivamente.

La oferta de esas empresas comprende primas anuales que van desde ¢5.500 a ¢19.000 en el caso de Adisa y el INS, mientras en SM parten de ¢4.500. Además, dichas pólizas cubren entre ¢500.000 y ¢3 millones.

En el caso de Pan-American, el costo y la cobertura se ajusta a las necesidades del cliente.

Según estas firmas, cada año se dinamiza más la adquisición de este tipo de seguros.

SM pasó de tener 1.000 clientes en el 2012 a 100.000 a finales del 2014; mientras un total de 8.500 estudiantes optaron por un seguro en Adisa, solo el año pasado.

Si tener un seguro es requisito para ingresar a la institución educativa, se debe cumplir con la medida, dijo Said Breedy, abogado especialista en seguros.

Sin embargo, no es obligación adquirir el que le ofrecen, sino que se puede buscar la aseguradora que se adapte a sus necesidades.