Aumenta la cancelación de deudas de tarjetas y abonos a préstamos

Por: Patricia Leitón 25 diciembre, 2013

El aguinaldo ayuda a muchos costarricenses a ponerse al día en sus deudas y empezar el año más tranquilos.

Los datos de morosidad mayor a 90 días de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) así lo reflejan. Los banqueros también lo ratifican.

“Definitivamente, diciembre es un mes, en el cual los pagos a los saldos de tarjetas se incrementan, de forma importante. De hecho, es una sugerencia que nosotros hacemos a nuestros clientes y está dentro de nuestras recomendaciones en los cursos de educación financiera”, comentó José Ignacio Cordero, gerente general de Credomatic.

Mariano Benavides, gerente de Productos y Servicios del Banco de Costa Rica, comentó que, efectivamente, el aguinaldo se utiliza para cancelar deudas, entre ellas, las de tarjetas de créditos, así como abonos a los préstamos.

“No se puede cuantificar, pero lo que sucede con el aguinaldo, en general, es que en el mes de diciembre se refleja en que la cartera de crédito mejora su calidad”, dijo Juan Carlos Corrales, subgerente general de Desarrollo del Banco Nacional de Costa Rica.

La sección de préstamos de Bancrédito en San José. En noviembre, de este año, el saldo de préstamos de los bancos públicos (los tres estatales y el Popular) alcanzó cerca de ¢6,8 billones. De este monto, un 2,5% tenía atrasos en los pagos mayores a 90 días. | ARCHIVO
La sección de préstamos de Bancrédito en San José. En noviembre, de este año, el saldo de préstamos de los bancos públicos (los tres estatales y el Popular) alcanzó cerca de ¢6,8 billones. De este monto, un 2,5% tenía atrasos en los pagos mayores a 90 días. | ARCHIVO

Añadió que mucha gente, si tenía una o dos cuotas atrasadas, logra ponerse al día.

En diciembre baja. Al parecer, esta es una práctica que se repite durante varios años y se nota más en los bancos públicos que en los privados, según los datos de la Superintendencia.

La morosidad que se consideró es la mayor a 90 días o en cobro judicial, respecto al total de crédito directo de los tres bancos estatales, el Popular y los privados.

En el 2008, con la crisis mundial, la morosidad bancaria en el país aumentó y en diciembre de ese año no hubo una baja en los atrasos de pagos.

No obstante, en los meses de diciembre del 2009, 2010, 2011 y 2012 se confirmó una baja en la morosidad en diciembre.

A noviembre del 2013, el monto de préstamos con atrasos de pago sumó casi ¢175.000 millones en los bancos públicos; un 2,5% de la cartera total y unos ¢43.000 millones en los privados; casi un 1% de los préstamos totales, para un total de ¢218.000 millones.

Etiquetado como: