Economía

Preocupa aumento del consumo por nicotina

El éxito del ‘e-cigarrillo’ lo pone en mira del regulador

Actualizado el 03 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Proyecto en la UE busca que producto se comercialice como un medicamento

En EE. UU., ventas serán por $2.000 millones; tabacaleras ya lo fabrican

Economía

El éxito del ‘e-cigarrillo’ lo pone en mira del regulador

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

París y Washington.AFP Millones de europeos y norteamericanos lo probaron y a muchos les permitió escapar al tabaco: el cigarrillo electrónico ( e-cigarrillo ) genera interés y controversia, en momentos en que Bruselas y Washington se disponen a reglamentar su comercialización de manera más estricta.

Los usuarios de este aparato electrónico sin tabaco, del tamaño de un puro o un cigarrillo y que genera en la boca un vapor aromatizado que contiene nicotina, se movilizan ante la amenaza de una regulación que lo asimilaría a un producto farmacéutico.

Si se vota la norma en el Parlamento Europeo, el e-cig podría venderse en la UE solo en farmacias, tiendas especializadas y la web.

En Estados Unidos (EE. UU.), donde está en pleno auge, la poderosa agencia federal Administación de Drogas y Alimentos (FDA) se dispone a anunciar una reglamentación en octubre que asimilaría el instrumento a un producto con tabaco.

El Centro de Control y Prevención de las Enfermedades (CDC), con sede en Atlanta, lanzó una señal de alarma en setiembre con un estudio evidenció un incremento de su uso entre los jóvenes, en particular aquellos que no eran fumadores, temiéndose que se convierta en paso al cigarrillo verdadero.

“El incremento de utilización del cigarrillo electrónico es inquietante”, comentó Tom Frieden, director del CDC, y resaltó que la nicotina es una droga que acarrea una fuerte dependencia.

Sin embargo, para dos especialistas británicos en adicciones y militantes antitabaco, el profesor Gerry Stimson ( Imperial College ) y el exdirector de la asociación antitabaco ASH Clive Bates, el e-cig es una solución, no un problema.

El    cigarrillo electrónico (o   e-cigarrillo    ) funciona con pila, y al ser aspirado dispersa vapor de nicotina en los pulmones. En Estados Unidos se espera que sus ventas se quintupliquen al 2017. | ARCHIVO
ampliar
El cigarrillo electrónico (o e-cigarrillo ) funciona con pila, y al ser aspirado dispersa vapor de nicotina en los pulmones. En Estados Unidos se espera que sus ventas se quintupliquen al 2017. | ARCHIVO

En un informe, critican la voluntad de la Comisión Europea de querer reglamentarlo como si fuese un medicamento, lo cual convertiría al e-cig en algo más difícil de comprar que los mismos cigarros.

Muy activo en Internet, el mundo europeo de los “vapeadores” – el neologismo, que se debe a que el fumador exhala vapor de nicotina, no está aún en los diccionarios pero muchos adeptos lo usan en la red– convoca a protestar contra el proyecto que será votado el 8 de octubre por el Parlamento Europeo.

PUBLICIDAD

Mercado en auge. En EE. UU., las grandes tabacaleras se vuelcan a este nuevo producto, no regulado hasta ahora como los cigarrillos tradicionales. En los últimos meses, los gigantes de la industria (British American Tobacco, Lorillard, Reynolds American, Altria) han lanzado sus cigarrillos electrónicos, con el mensaje de que pueden fumarse o aspirarse en todas partes, incluso en lugares donde fumar está prohibido. Al aspirarse, el cigarrillo electrónico dispersa vapor de nicotina en los pulmones.

“Vemos un potencial muy grande para este mercado a nivel nacional y en todo el mundo”, asegura Richard Smith, portavoz de Reynolds American, casa madre de RJ Reynolds, quien recientemente lanzó su e-cigarrillo Vuse en Colorado (oeste), a modo de prueba.

La venta de cigarros electrónicos en Estados Unidos podría llegar este año a $2.000 millones, 2% del mercado del tabaco en el país.

La batalla entre los gigantes de la industria y empresas emergentes, como NJOY de California, ya comenzó en EE. UU. para disputarse un mercado por el momento menos desarrollado que en Europa, pero muy prometedor.

La venta de cigarros electrónicos en Estados Unidos podría llegar este año a $2.000 millones – 2% del mercado del tabaco en el país– y se puede quintuplicar para 2017, según analistas de Wells Fargo.

“El consumo de cigarrillos electrónicos podría superar el de los cigarrillos tradicionales en la próxima década”, estima el especialista en Wells Fargo, Bonnie Herzog.

No obstante, algunas barreras pueden dificultar la expansión del mercado. En las próximas semanas, la ATF, agencia federal que regula el tabaco en Estados Unidos, podría proponer alinear la legislación del e-cigarrill o con la del cigarrillo normal, muy restrictiva.

  • Comparta este artículo
Economía

El éxito del ‘e-cigarrillo’ lo pone en mira del regulador

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota