Mandatario Luis Guillermo Solís se reunió con gremio empresarial este mediodía en el Costa Rica Country Club

Por: Juan Pablo Arias 22 mayo, 2014
El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, se reunió este jueves con el gremio de comerciantes, agrupado en la Camara de Comercio de Costa Rica (CCC). En la imagen junto al gobernante aparece Francisco Llobet (izq) presidente de la agrupación.
El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, se reunió este jueves con el gremio de comerciantes, agrupado en la Camara de Comercio de Costa Rica (CCC). En la imagen junto al gobernante aparece Francisco Llobet (izq) presidente de la agrupación.

Los empresarios agrupados en la Camara de Comercio de Costa Rica (CCC) entregaron un pliego de peticiones al presidente de la República, Luis Guillermo Solís, durante un almuerzo celebrado este jueves en el Costa Rica Country Club.

Entre los reclamos, los representantes del Comercio pidieron acciones para combatir el contrabando de mercancías, la evasión de impuestos, la informalidad de los negocios y el exceso de trámites. También se pidió al mandatario poner énfasis en la lucha contra la falsificación y la subfacturción de algunas empresas.

Para Francisco Llobet, presidente de la agrupación, afirmó que el crecimiento del comercio ilícito socava la generación de empleo y la recaudación fiscal del país.

Como ejemplo, la Cámara señaló que en algunos bienes el comercio ilícito pueden representar hasta un 22%. Además, en productos como cigarrillos y licores la evasión podría rondar los ¢35.000 millones anuales.

También, el gremio de comerciantes reclamó que el peso del 90% de la recaudación de impuestos del país recae únicamente sobre unas 1.000 empresas y personas que operan de manera formal.

"Necesitamos un abordaje que vaya más allá de una visión que solo contemple la parte sancionatoria y de mayor fiscalización", afirmó Llobet.

Por su parte, el presidente Solís se comprometió a abordar estos temas desde las diferentes instituciones del Ejecutivo.

Solís mostró especial interés sobre la dificultades para inscribir bienes, fármacos y agroquímicos, situación que podría redundar en mayor contrabando.

Además se comprometió a atacar la tramitomanía sin emitir más leyes. "Eso sería como echar gasolina a un incendio", dijo el mandatario.