1 junio, 2012

Nueva York. EFE. Los inversores en el parqué neoyorquino se apuntaron ayer a las ventas desde el arranque de la jornada, cautelosos y preocupados por la situación que atraviesa el sector bancario español y los rumores de que podría necesitar ayuda de la Unión Europea para sanearse, así como la incertidumbre sobre la recapitalización de Bankia.

Tras varias semanas enfocadas en Grecia, ahora las miradas están puestas en España, que se ha convertido en el centro de la crisis.

Etiquetado como: