21 junio, 2012

Nueva York. EFE La prolongación de la Operación Twist de la Reserva Federal (FED) hasta final de año no convenció ayer a Wall Street, que había depositado todas sus esperanzas en un verdadero golpe de mano del banco central estadounidense para estimular la economía.

La Operación Twist supone el canje de bonos a corto plazo por otros a largo plazo, por un monto de $267.000 millones hasta final de año. Pese a ese anuncio, el Dow Jones de Industriales cerró con un leve retroceso del 0,1%.