24 abril, 2012

Nueva York. EFE. La dimisión del primer ministro holandés, Mark Rutte, y la victoria socialista en la primera vuelta de las elecciones francesas arrebataron ayer de nuevo la barrera de los 13.000 puntos al Dow Jones de Industriales.

En esta ocasión, las dudas sobre Europa llegaron por la victoria del socialista François Hollande, ya que su abierta oposición a los planes de ajuste presupuestario impuestos por Alemania inquieta a los inversores de Wall Street.

Igualmente preocupante resultó que Rutte y todo su gabinete presentaran su dimisión, después de que no lograran acordar con sus socios parlamentarios un pacto para reducir el déficit público al 3% del PIB en el 2013.