8 diciembre, 2016
El yuan entró al cesto de monedas del FMI junto con el dólar, el euro, la libra esterlina británica y el yen japonés. | AFP
El yuan entró al cesto de monedas del FMI junto con el dólar, el euro, la libra esterlina británica y el yen japonés. | AFP

Pekín

China está dispuesta a facilitar las inversiones extranjeras en algunos sectores cruciales, como el turismo o las altas tecnologías, indicó el miércoles por la noche la Comisión Nacional para la Reforma y el Desarrollo (NDRC).

La agencia de planificación cita una serie de sectores que podrían abrirse al capital extranjero como la electrónica para el automóvil, las baterías de coches, el material ferroviario o los parques de atracciones.

La prensa oficial se felicitó el jueves de este anunció e insistió en la necesidad de atraer capital y tecnología extranjera al sector manufacturero, en particular en energías renovables y vehículos eléctricos.

La lista de sectores donde está prohibida la inversión extranjera es ahora de 62, frente a los 95 que había el año pasado.

Según los observadores, la apertura de nuevos sectores al capital foráneo se explica por la necesidad de las autoridades de luchar contra la fuga de capitales.

Preocupados por la debilidad de la economía china y la depreciación del yuan, los pequeños inversores y las compañías chinas prefieren invertir fuera del país.

"De todas maneras las autoridades estaban decididas a limitar las restricciones a las inversiones extranjeras", explica a la AFP Liao Qun, un economista de Citic Bank International.

"Pero han decidido avanzar la aplicación de la medida porque necesitan urgentemente dinero fresco para compensar la caída vertiginosa este año de las reservas de divisas", afirma.

Pekín recurre abundantemente a las reservas de cambio (que perdieron $69.000 millones en noviembre) para comprar yuanes y apoyar la moneda, afectada por la fuga de capitales.

Etiquetado como: