Por: Andrea Rodríguez Valverde 30 octubre, 2014

San José

El ministro de Desarrollo Social, Carlos Alvarado, aseguró que el dato dado a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) sobre que un 22,4% de los hogares costarricenses se encuentran en condición de pobreza, el más alto de los últimos cinco años, no refleja aun los compromisos de la actual administración para atacar esta problemática.

Pese a ello, el jerarca fue enfático en que una tendencia de este tipo no es para estar satisfechos, y por el contrario, debería de venir a dar un impulso a la actual hoja de ruta para la mejora de los resultados.

Carlos Alvarado pasó de ser el jefe de comunicación de la campaña del PAC a liderar el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS). | FABIÁN HERNÁNDEZ
Carlos Alvarado pasó de ser el jefe de comunicación de la campaña del PAC a liderar el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS). | FABIÁN HERNÁNDEZ

"Nuestra aspiración es que para el próximo año las condiciones mejoren y tengamos números más positivos. Este Gobierno tiene el combate de la pobreza como un compromiso", comentó Alvarado.

Si bien el jerarca señaló que revertir un comportamiento negativo no es posible de "la noche a la mañana", ya se pueden ver indicios de cómo van a sobrellevar la poblemática.

"Vemos el uso de los mapas sociales, una aprobación de Banca para el Desarrollo, y la directriz de re direccionar las pensiones del régimen no contributivo para combatir la pobreza. Estamos ante una condición (pobreza) que no solo se estanca sino que crece, y es ahí donde debemos prestar atención", agregó el ministro.

Detalló, que será bajo una línea de generar más y mejores empleos, un crecimiento económico en beneficio de todos, y una implementación de programas más focalizados, con lo que pretenden hacer que los números retomen una senda positiva.

"La gente está recibiendo ayuda, pero no se trata solo de eso. Tiene que ser algo más integral y tenemos la conciencia para ello", concluyó.

Metodología a revisión. Para el ex director del Estado de la Nación, Miguel Gutierrez, el aumento a 318.810 la cantidad de hogares pobres para este 2014, es desalentador y pone sobre la mesa la necesidad de medir la política social en la actual metodología.

"Se necesita una valoración más real, la política social impacta las condiciones de la pobreza pero no están totalmente registradas en las cifras. Actualmente solo se ve una medición de la pobreza por ingresos", comentó.

Sobre este punto, Gutierrez dio a modo de ejemplo metodologías aplicadas en países como Chile y México, en donde un Índice de pobreza multidimensional, es el eje de medición.

"En términos reales no se mide todo el impacto de la política social, sino solo recursos entregados en efectivo; solo mide los recursos que se convierten en transferencias monetarias, y no todas las otras ayudas que también se entregan y mejoran la calidad de vida de una persona. Ahora, eso no quiere decir que lo dado a conocer ser hoy no sea una mala noticia, lo es y nos muestra que las variables económicas no están funcionando", puntualizó.